Un buffet para las aves

Haciendo comederos seguros paras aves silvestres




gracious_tiger/Shutterstock.com

Alimentar las aves salvajes ayuda a darles energía y proporciona un placer visual, sin embargo, un comedero comunitario podría tener algunos riesgos ocultos, según informa un estudio reciente publicado en el Ecology Letters.

Al revisar 20 trabajos de investigación publicados sobre la interacción de portadores/patógenos en humanos que alimentan las poblaciones silvestres, los investigadores de la Escuela Odum de Ecología de la Universidad de Georgia, en Athens, encontraron que la alimentación intencional cambiaba el comportamiento y la dieta lo suficiente como para fomentar el crecimiento de parásitos y virus.

“Los comederos de pájaros pueden traer especies inesperadas y más aves juntas fuera de lo normal, lo que facilita las condiciones para parásitos y otros contaminantes”, dice el investigador Daniel Becker. Las aves que se apiñan en los espacios apretados para alcanzar los sabrosos bocados también pueden hacerlo más fácil para los patógenos como la enfermedad de ojo de pinzón y dolencias respiratorias que se transmiten entre ellos.

Mantenga la limpieza. Stephen Kress, director del Proyecto Puffin de la Sociedad Nacional de Audubon, aconseja que la alimentación segura de las aves incluye la limpieza completa de los comederos con 10 por ciento de solución sin cloro al menos un par de veces al año y sin duda, entre estaciones.

Sea específico con la comida. Aunque es barato el usar una mezcla de semillas para atraer una amplia gama de especies, esta comida, por lo general, incluye rellenos como el milo, la mayoría de los pájaros lo pasan por alto lo que crea un lio debajo del comedero lo que puede enfermar a los pájaros. Kress sugiere, “Compre semillas específicas para comederos específicos—como maíz molido y mijo en uno y solo semillas de girasol en otro. Esto disminuye las interacciones entre las especies que comen diferentes semillas y corta los desperdicios de forma dramática”.

Opción creativa. Trate con un poco de mantequilla de maní y otros ingredientes, sugiere Julie Craves, supervisora en el centro de investigación aviar, Rogue River Bird Observatory, en la Universidad de Michigan-Dearborn, en una edición reciente de la revista BirdWatching. “Es alta en grasa, proteínas y calorías”. Evite la mantequilla de nueces hecha con el endulzante artificial xilitol, ya que puede matar a los pájaros.

Ella recomienda mezclar una parte de mantequilla de maní orgánica con cuatro o cinco partes de maíz molido no GMO (génicamente modificado) y añadir avena y pasas. La mantequilla de maní puede ser sencilla o con trocitos. “Entonces puede darse forma a la masa en porciones que quepan en los comederos protegidos (suet feeders) o  en troncos, o solo colocarlas en bandejas destinadas para alimentar a las aves.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags