Hacer asequibles las alternativas

El seguro médico correcto cubre nuestras necesidades



Africa Studio/Shutterstock.com

La última Encuesta Nacional de Entrevistas sobre Salud disponible, de 2012, muestra que un 33 por ciento de los adultos y un 12 por ciento de los niños gastan $30.2 mil millones anuales en gastos extras en enfoques de salud complementarios, un poco menos del 10 por ciento de los gastos del cuidado del salud en los Estados Unidos. Los seguros médicos raramente cubren la medicina alternativa y complementaria (MAC) por completo. A medida que las redes de proveedores se encogen y las primas suben, los consumidores conscientes de su salud anhelan maneras innovadoras para pagar el cuidado deseado.

Cuidado basado en membresía

Cuando el Dr. Chad Krisel trabajó en un centro de atención de emergencia, él veía hasta 55 pacientes en un día. Desde que abrió el Integrative Family Medicine of Asheville (IntegrativeAsheville.org), en North Carolina, con el Dr. Brian Lewis, tiene un promedio de 12 pacientes al día. Su equipo provee una práctica basada en membresía en un modelo de pago conocido como cuidado primario directo (CPD).

Endosado por la Academia Americana de Médicos de Familia, el CPD es ampliamente accesible. Mediante la aplicación de simplicidad, sostenibilidad, calidad y colaboración, su práctica integradora provee cuidado integral por menos de lo que muchos pagan por los servicios telefónicos. “CPD remueve los incentivos financieros tradicionales y los conflictos de interés debido a que las cuota de afiliación nos financian. Nuestro solo incentivo es ayudar y sanar a los pacientes”, explica Kristel.

El pagar por una membresía por cuenta propia (a menudo seleccionado planes con altos deducibles) o mediante un plan compartido de salud, los clientes valoran la cobertura que incluye exámenes anuales de bienestar, citas por teléfonos o virtuales y clases educativas, además de seguimientos y cuidados de urgencias por costos mínimos. 

El enfoque de la corriente principal estadounidense de pagar por el servicio prestado, ya sea pagado por una aseguradora o en efectivo, ha sido criticado ya que fomenta pruebas y procedimientos innecesarios porque los médicos reciben pagos por los servicios prestados. Para mantener sus ingresos, típicamente, ellos suelen acortar las citas para aumentar el número de pacientes que ven.

Lewis enfatiza que, “El tiempo es el factor valioso en el CPD—cambios saludables en el estilo de vida que pueden prevenir o revertir 70 por ciento de las preocupaciones de salud, que no se pueden comunicar en 10 minutos.

Compartir costos médicos

Por generaciones las comunidades cristianas han operado los ministerios de compartir el cuidado de la salud (HCSM, por sus siglas en inglés) para compartir de forma colectiva el costo de las facturas médicas de cada uno como una alternativa a los seguros externos. Los miembros están exentos del mandato de la Ley de Cuidados de Salud Asequibles conocida como el Obamacare.

La Liberty HealthShare, un HCSM sin fines de lucro bajo la iglesia Menonita, cree que todos tenemos el derecho a practicar la religión como mejor le parezca. Sus miembros comparten el compromiso con la salud personal y el peso de los gastos de salud con otros que comparten estos mismos valores.

“Muchas de las arenas de medicina funcional e integral también creen en estos principios”, dice Tom Blue, de Richmond, Virginia, director de The Institute for Functional Medicine. “Compartir los costos es muy familiar; usted presenta su tarjeta a su proveedor, pero no hay una red establecida de proveedores, lo que es favorable para aquellos que buscan formas de cuidado más progresivo”.

Expandiendo este modelo, Blue trabajó con la compañía para crear el programa Liberty Direct (LibertyDirect.org). Las personas pagan un costo de membresía anual más una cantidad de participación mensual. Luego de cumplir con su cantidad anual no compartida de los gastos pagados de su bolsillo (similar a un deducible), los costos del cuidado de salud del participantes—incluidos los tratamientos naturopáticos y alternativos—pueden ser sometidos como gastos para ser compartidos por el grupo.

Liberty Direct proporciona ventajas financieras a los profesionales de CPD y a los pacientes mediante el subsidio de las cuotas de afiliación; favorece la nutrición sobre la dependencia crónica a los medicamentos al reembolsar los gastos de los suplementos nutricionales recetados por el médico y los gastos farmacéuticos bajo los mismos términos.

Los miembros deben estar en buen estado de salud con un estilo de vida que ayude a mantener el bienestar, incluido una buena nutrición, ejercicio y abstinencia en uso de tabaco, drogas y abuso del alcohol. El programa también acepta aproximadamente un 7 por ciento de solicitantes en unos términos provisionales cuando hay condiciones preexistentes como hipertensión, obesidad y diabetes que se pueden mejorar a través de cambios en los estilos de vida. Estos pagan una cuota extra por mes para cubrir el costo de un coach en salud; cuando estos logran sus metas, se convierten miembros en pleno derecho para pagar las tarifas regulares.

 “La economía es escalofriante”, dice Blue, que pagaba $760 al mes por un seguro con un $12,400 de deducible y ahora paga una cuota mensual compartida de $449 con una cantidad familiar no compartida de $1,500. Los HCSM son asequibles debido a los presupuestos generales restringidos. Además, apelan a los clientes conscientes de la salud natural y pueden rechazar a los solicitantes inadecuados. “Este concepto de participación en los costos compartidos funciona, las cantidades compartidas de Liberty disminuyeron en 2013 y no han cambiado desde entonces”, comenta Blue.

GreenSurance

Kari Gray, de Kahului, Hawái, sin esperanza médica, buscó ayuda para sanar su cáncer utilizando la medicina natural. “Cuando miles de dólares gastados en protocolos de medicina natural fueron negados a ser reembolsados por mi compañía de seguros, vi que el sistema necesita cambiar”, recuerda Gray.

Las terapias de Medicina Alternativa y Complementaria (MAC) todavía consideradas "no probadas" por las compañías de seguros tradicionales, dieron a Gray una segunda oportunidad de vida. Después de la remisión, comenzó una búsqueda de 20 años para conseguir un de seguro de medicina alternativa. Al no encontrar ninguno, creó en 2014 el GreenSurance (MyGreenSurance.com).

Al servir personas que cuidan su salud de manera proactiva y prefieren la medicina natural como cuidado primario, GreenSurance desarrolló una lista respaldada por la ciencia y por la evidencia de 40 modalidades MAC, incluida la termografía, la terapia energética, el ‘biofeedback’, los aceites esenciales y la homeopatía. También cubre el cuidado médico convencional y el cuidado de emergencia.

Los afiliados de la organización que pertenece a sus miembros reciben información de terceros pagadores para la facturación directa una vez se haya cubierto la cantidad desembolsada por el afiliado. Ellos usan cualquier proveedor con licencia estatal y el programa es a menudo más asequible que el seguro tradicional.

Actualmente, GreenSurance está invirtiendo en recursos para ampliar el acceso al consumidor a las ventajas fiscales de una cuenta de gastos de salud (HSA). H.R. 1752 la que permitiría a los afiliados en cualquier programa de intercambia a abrir una HSA. “Sencillamente, somos una cooperativa cuyos miembros nos facultan para crear un programa exento que protege a los miembros de las penalidades ACA y del seguro de salud tradicional”, dice Gray. “Aún más, somos un movimiento de base para el cambio”.

Krisel señala, “Los médicos también están indignados con estado actual del sistema del cuidado de la salud en los Estados Unidos. Déjese sentir sobre lo que es importante para usted. Cuantas más voces se escuchen en Washington, más cambios veremos”.


Meredith Montgomery es editora para Natural Awakenings en Gulf Coast Alabama/Mississippi (HealthyLivingHealthyPlanet.com).

 

Cómo llegar a un ‘Sí’ con una aseguradora

<font size="1">Jeanette Dietl/Shutterstock.com</font>Las normas convencionales de las aseguradoras afecta de manera adversa la consideración de los estadounidenses de utilizar la medicina alternativa y complementaria (MAC). Según la Encuesta Nacional de Entrevista de Salud, de 2012, la acupuntura, quiropráctica y terapia de masaje aumentó durante la década anterior, solo entre aquellos que no estaban asegurados. Para aquellos con políticas progresivas, la cobertura para enfoques MAC, es generalmente solo parcial.

Saber lo que cubre su seguro

Antes de usar el servicio de MAC, pregunte sobre los detalles: A veces se requiere pre aprobación o referido para cualificar; la cobertura puede ser limitada a ciertas redes de profesionales; verifique los límites de visita o el número requerido; y los detalles de los costos que tendría que pagar de su bolsillo. Mantenga los registros de las comunicaciones, incluidas las notas de las llamadas y las copias de las facturas, reclamaciones y cartas, esto le ayudará con cualquier disputa o reclamo.

Explore las opciones disponibles

Pregunte al proveedor del seguro sobre la cobertura para enfoques MAC, incluido si una cláusula o suplemento del plan estándar es requerido para cubrirlos. Averigüe sobre programas de descuentos como cuando los miembros pagan por los honorarios y los gastos, pero hay una tasa más baja. Los departamentos estatales de seguros y las asociaciones profesionales para especialidades complementarias de salud pueden saber cuáles compañías aseguradoras cubren enfoques MAC específicos. 

Pregunte a los médicos sobre los pagos

Cuando viste un médico o profesional que trabaja con MAC, clarifique los pagos y los detalles de la aseguradora antes de la primera visita. Conozca el costo inicial y las citas de seguimiento; cuántas citas son necesarias; los costos adicionales como pruebas, suplementos o equipo; y si ofrecen una escala móvil basada en los ingresos. También confirme cuáles planes son aceptados y si el paciente o proveedor hacen los reclamos. Cuando la aseguradora no cubre un servicio, pregunte sobre los pagos a plazos y descuentos por pagos en efectivo.

Ahorre con cuentas con exención contributiva

Las cuentas de gastos flexibles que ofrecen algunos patronos les permiten a los participantes reservar dinero antes de los impuestos para gastos relacionados con la salud. Las cuentas de ahorro para la salud pueden establecerse por la personas con planes de salud de alto deducible para ahorrar en los gastos médicos. Las contribuciones son deducibles de impuestos, al igual que los intereses.


Fuente: National Center for Complementary and Integrative Health

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags