Aire en la aerolínea

La recirculación del aire en los aviones vinculada a la enfermedad




Matej Kastelic/Shutterstock.com

El síndrome aerotóxico es el término médico para la enfermedad ocasionada por la exposición al aire contaminado en los aviones, y ocasiona este mal, además de la incapacidad permanente y hasta la muerte de los empleados de aerolíneas y pasajeros. Los denunciantes han enfrentado la ridiculización y el despido. El problema ha sido denominado por los críticos como el “asbesto de la industria aérea”. El científico francés Jean-Cristophe Balouet, Ph.D., quien descubrió el síndrome en 1999, piensa que este puede haber afectado ya a 250,000 pilotos, tripulación de cabina y pasajeros en el mundo entero.

En 1963, las aeronaves se movieron de introducir aire fresco a la cabina a “sangrar” parte del mismo de los motores. El aceite sintético que usan los aviones a reacción contiene organofosforados usados en pesticidas y gas nervioso, y su uso residencial fue prohibido en el 2001 por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos por su conocida toxicidad. Los productos derivados de estos organofosforados carcinogénicos pueden incluir también aldehídos y monóxido de carbono.

Los cierres herméticos de los aviones se desgastan y no hay sensores químicos a bordo del avión que detecten las emanaciones tóxicas—solo las narices para detectar el olor a “calcetines sucios”. La Asociación Aerotóxica está ejerciendo presión para que se instalen detectores de calidad del aire en todos los aviones y para que se apruebe una Ley para la Calidad del Aire en las Cabinas, auspiciada por la Senadora de California Diane Feinstein.


Para más información, visite Aerotoxic.org. 

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags