El autismo estimula el pensamiento creativo




La Universidad de East Anglia en el Reino Unido y la Universidad de Stirling llevaron a cabo un estudio con personas con rasgos autistas entre 312 personas reclutadas a través de los medios sociales, incluidos 75 diagnosticados con el trastorno del espectro autista. Cada uno de los sujetos completó una serie de pruebas de creatividad en las que determinaron los usos de objetos mundanos.

El estudio, publicado en el Journal of Autism and Developmental Disorders, encontró que mientras las personas autistas eligieron menos usos para cada objeto, sus selecciones fueron significativamente más originales y creativas. Los sujetos desarrollaron una mayor amplitud de “pensamiento divergente”.

Martin Doherty, Ph.D., coautor del estudio, confirma que: “Las personas con rasgos autistas altos pueden tener menos cantidad, pero mayor calidad de ideas creativas. Típicamente son consideradas ser más rígidas en su pensamiento, por lo tanto, el hecho de que las ideas que tienen son más inusuales o raras, es sorprendente. Esta diferencia puede tener implicaciones para la solución de problemas de manera creativa”.

Los investigadores encontraron que, mientras la persona promedio utilizaría estrategias mentales simples para producir primero contestaciones más obvias, las personas autistas tienden a utilizar primero estrategias más exigentes durante su procesamiento, para producir un resultado más creativo.

“Las personas con rasgos autistas pueden abordar los problemas creativos en una manera diferente”, añade Doherty. “Puede que no vayan a través de las cosas de la misma manera que una persona sin estos rasgos para llegar a las ideas típicas, sino ir directo a las menos comunes.”

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags