Las legumbres, las nueces y el maíz cortan el riesgo de cáncer de seno




Un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard concluye que el comer más mantequilla de maní, maíz y granos, incluidas las lentejas y la soja, durante la adolescencia reduce de forma significativa el riesgo de cáncer de seno más adelante en la vida.

Los investigadores dieron seguimiento a 9,039 mujeres jóvenes que tenían entre nueve a 15 años cuando el estudio comenzó en 1996. Las participantes completaron un cuestionario sobre la dieta cada año hasta el 2001, y también en el 2003, 2004, 2007 y 2010. Cuando las participantes alcanzaron la edad de 18 a 30, se registró el número del desarrollo de enfermedades benignas del seno. Las estadísticas asociaron un servicio diario de nueces y legumbres a la edad de 14 con un 66 por ciento de reducción en el riesgo de desarrollar cánceres de seno. Un solo servicio de mantequilla de maní una vez cada tres días a la edad de 11 años fue asociado con un 44 por ciento de reducción en el desarrollo de cánceres de seno. La ingesta de al menos un servicio de maíz cada tres días fue correlacionada con un 39 por ciento de reducción de riesgo de cáncer de seno.

Los primeros estudios llevados a cabo por los investigadores de Harvard encontraron que comer semillas de calabaza y girasol, soja, tofu y otras grasas vegetales también reduce el riesgo.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags