El humo de segunda mano crea daños en la audición de los niños




Los investigadores de la Escuela de Ciencias Médicas de Santa Casa, en São Paulo, Brasil, han encontrado que el humo de segunda mano afecta negativamente la audición en los niños. Los investigadores evaluaron 145 estudiantes entre las edades de ocho a 10 años que mostraron audición normal en las pruebas estandarizadas. Su exposición al humo de segunda mano se midió por el nivel de metabolito de nicotina en la orina. Los 60 niños que fueron expuestos al humo de segunda mano mostraron una respuesta significativamente inferior a ciertas frecuencias en ambos oídos cuando fueron comparados con los otros que no fueron expuestos al humo.

Los investigadores sospechan que el mecanismo que afecta puede ser la acroleína, un tipo de gas que se forma a partir de la quema del cigarrillo de tabaco que está encendido. El químico que se encontró hacía daño a la célula del oído fue publicado en la revista International Journal of Pediatrical Otorhinolaryngology. Un estudio del 2012 de la Universidad de Dongguk, en la República de Corea, sobre las emisiones del diésel, que también produce acroleína, mostró también daños al oído medio.

Un estudio publicado en una revista de la Asociación Americana de Medicina, Otolaryngology and Head and Neck Surgery Journal, apoya estos resultados al encontrar que fumar durante el embarazo casi triplica el riesgo de pérdida auditiva de baja frecuencia en niños. El estudio evaluó 964 adolescentes entre las edades de 12 a 15 años, de los cuales un 16 por ciento estuvo expuesto a humo prenatal.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags