Un cambio total al buzón

Eliminar los catálogos no deseados




Las fiestas navideñas han vuelto y se han ido, y el nuevo año ya llegó, junto con un buzón repleto de nuevos catálogos, una pérdida de recursos y un nuevo desorden. En total, anualmente se envían por correo alrededor de 20 mil millones de catálogos, para la frustración de los compradores que protegen la Madre Tierra. Según ForestEthics, organización sin fines de lucro, el estadounidense promedio gastará el equivalente de ocho meses de su vida manejando la correspondencia chatarra. Todos podemos ahorrar este valioso tiempo, conservar los bosques, no enviar más basura al vertedero y reducir combustible y otros materiales desperdiciados en catálogos no deseados, al seguir estos sencillos consejos.

1. Deshágase de la correspondencia duplicada. Si recibe varias copias de un catálogo que le gusta, llame y pida a la compañía que lo remueva de la lista extra.

2. Borre su dirección. La Direct Marketing Association (dmaChoice.org) añadirá su nombre a una lista de “delete” para los vendedores directos a través de su Servicio de Preferencia de Correo (es gratis en línea, o  $1 por correo).

3. Regístrese con un servicio. Hay opciones disponibles por una modesta suma que incluye CatalogChoice.org, StopTheJunkMail.com y 41Pounds.org.

4. Cambie al correo electrónico. La mayoría de los minoristas pueden enviar promociones y notificaciones de venta por correo electrónico, con enlaces a sus páginas en el Internet para acceder a los catálogos digitales.

5. Recicle los catálogos luego de ojearlos. Si el programa de reciclaje local no los acepta, busque Earth911.org por código postal para encontrar la instalación más cercana que sí lo hace.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags