La acogida de la medicina alternativa

Las tendencias complementarias de hoy apoyan el cuidado de la salud de forma natural



¿Quién entre nosotros alguna vez no ha cambiado a alimentos más saludables, disfrutado de un masaje, consultado un quiropráctico o naturópata, tomado un suplemento de vitamina C o asistido a una clase de yoga, Tai chi, qigong o Pilates? Muchos de nosotros también meditamos con regularidad y oramos pidiendo por familiares y amigos enfermos.

Si hemos participado en cualquiera de estas actividades, estamos cercanos a dos tercios de los norteamericanos que utilizan las terapias de medicina complementaria y alternativa (CAM, por sus siglas en inglés) cada año. Si bien estos enfoques de salud se han practicado durante miles de años, ha sido solo en la pasada década que hemos comenzado a movernos hacia la corriente principal estadounidense.

El uso generalizado de las terapias de CAM se debe a la confluencia de estas tres tendencias: un creciente cuerpo de investigación científica creíble que apoya su efectividad; una demanda popular por estas terapias naturales, no invasivas y efectivas; y un aumento en el reconocimiento por parte de los médicos convencionales de que la sanación se logra a través de tratamientos holísticos dirigidos al cuerpo, mente y espíritu.

Los signos de nuestros tiempos

Hoy día, incluso la prestigiosa Asociación Médica Americana recomienda el uso de  suplementos de multivitaminas, virtualmente para casi todo el mundo; usted puede encontrar una clase de yoga en casi cualquier YMCA o universidad; prestigiosas escuelas de medicina tienen departamentos de medicina alternativa y complementaria; y algunos hospitales están animando a su personal a que sean competentes en medicina energética y técnicas de sanación.

El gobierno de los Estados Unidos estableció en 1992 el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM, por sus siglas en inglés), bajo los auspicios de los Institutos Nacionales de Salud, para investigar y evaluar prácticas médicas no convencionales y prometedoras. En el siglo veintiuno, se ha ido reconociendo más ampliamente bajo el concepto de medicina integral, en la que las terapias médicas convencionales y naturales son utilizadas para complementarse las unas a las otras. Este alentador desarrollo también refleja las tendencias actuales entre las principales categorías de terapias que toman en cuenta el cuerpo, la mente y el espíritu.

Acupunctura/Medicina tradicional china

El entender la Medicina Tradicional China (MTC) requiere un cambio mental dramático fuera de las modalidades relacionadas a los síntomas de la medicina occidental. En esta, el bienestar de la persona y la enfermedad se basan en el manejo del flujo de energía o chi, a través del cuerpo. La MTC ha sido practicada en China y otras partes de Asia por más de 5,000 años.

Su concepto central requiere que el médico trate las causas subyacentes de la enfermedad en lugar de tan solo los síntomas. La MTC se ha convertido en la base fundamental del pensamiento moderno, provocando un entendimiento de que el organismo entero, cuerpo, mente y espíritu, deben abordarse para que la sanación se lleve a cabo.

“Homotoxicología es la tendencia más excitante en la MTC hoy día”, dice Jonathan Wald, médico acupunturista y decano académico del East West College of Natural Healing, en Sarasota, Florida. Explica que: “Es una mezcla de homeopatía, acupuntura y medicina a base de hierbas, con técnicas de diagnóstico alopático”.  La homotoxicología (a veces llamada biopunctura) aplica inyecciones de soluciones de hierbas y homeopáticas en puntos específicamente relacionados con los meridianos para aliviar varias condiciones de salud o dolor y devolver equilibrio al cuerpo.

Otro desarrollo prometedor es el uso de Ryodaraku, una máquina que mide la resistencia eléctrica para identificar enfermedades en sus etapas tempranas, permitiendo el tratamiento a tiempo. “Pienso sobre Ryodoraku casi como una forma de examen de sangre en la MTC”, dice Wald. “Nos ayuda a ver qué está pasando y, a menudo, corregirlo con un pequeño bolígrafo que provee una estimulación eléctrica”.

En la actualidad, la MTC y la medicina occidental alopática están siendo consideradas en conjunto por los médicos que encuentran un terreno práctico común en los hospitales y escenarios clínicos a través de los Estados Unidos.

Terapias energéticas

Hoy, las terapias energéticas comprenden una amplia gama de modalidades de sanación con las manos, desde el Reiki, el Toque Sanador y las Técnicas de Libertad Emocional (tapping), hasta una creciente variedad de híbridos. El Energy Medicine Institute (EnergyMed.org), en Ashland, Oregon, explica que la medicina energética puede emplear una variedad de métodos no invasivos con la intención de activar los poderes naturales de sanación del cuerpo, al trabajar para activar las energías que se han debilitado, trastornado o desequilibrado.

Según el instituto, el flujo, el equilibrio y la armonía pueden ser restaurados y mantenidos dentro de un sistema de energía, esto mediante golpecitos, masaje, pellizcos, torsiones o conectando con puntos de energía específicos (conocidos como puntos de acupuntura) en la piel; localizando o torciendo la mano sobre la piel a través de sendas específicas de energía; ejercicios o posturas diseñadas para efectos energéticos específicos; uso enfocado de la mente para alterar energías específicas; y rodear un área con energías sanadoras (la energía de una persona impacta a la otra).

Nicolas Ortner, fundador de The Tapping Solution, llama a esto Técnicas de Libertad Emocional (EFT, por sus siglas en inglés) basadas en la modalidad energética, “…una combinación de presión de acupuntura antigua china y psicología moderna”. Al dar golpecitos en los puntos meridianos del cuerpo a la vez que se repiten ciertas afirmaciones para mejorar la salud o situaciones emocionales, los bloqueos energéticos pueden removerse para permitir que ocurra un cambio emocional y físico profundo.

Ortner está emocionado sobre la creciente toma de conciencia de la sanación autoguiada  a través de las modalidades energéticas, incluida su técnica. “Tuvimos 350,000 personas en nuestro Tapping World Summit el año pasado”, dice él. “Eso tiene algo que decir sobre la necesidad que estamos llenando”.

Herbalismo

El uso de hierbas es una práctica generalizada en todo el mundo para sanar el cuerpo y la mente, a veces, junto con otras plantas, se utiliza para lograr la sanación espiritual. Las hierbas son comúnmente recetadas por médicos convencionales en Europa. En 1978, la Comisión E para Fármacos y Dispositivos Médicos en Alemania publicó una lista de más 300 hierbas, tomando en cuenta la investigación que atestigua su seguridad y efectividad, al igual que posibles efectos secundarios e interacción con medicamentos.

Los Estados Unidos se han quedado atrás en su aceptación de las intervenciones a base de hierbas. Sin embargo, Susun Weed, fundadora del Wise Woman Center, en Woodstock, Nueva York, y autora de cuatro libros sobre este tema, incluido Healing Wise, señala que las compañías farmacéuticas se han apresurado a aislar varios componentes de hierbas medicinales y mercadearlos como medicamentos recetados.

“En los años 60, descubrí que los yerbajos en mi patio eran mejores plantas medicinales que las que había sembrado intencionalmente”, recuerda Weed. “Entonces, existía la creencia generalizada de que estos sistemas alternativos no eran medicina ‘real’. Pero es más un asunto del mundo occidental de ponerse al día con el resto del mundo. “La Organización Mundial de la Salud dice que un 90 por ciento de la atención médica dada en este planeta es ofrecida por mujeres en sus propios hogares, utilizando plantas locales”.

Weed informa que a través de los Estados Unidos, se ha disparado la asistencia a conferencias sobre el uso de hierbas. El herbalismo es una gran idea cuyo tiempo ha vuelto a resurgir y ahora se ha entretejido en la vida familiar. “Yo le llamo el volver a tejer el manto de sanación de los antiguos”, dice ella. “Esto es medicina evolucionaria”.

Homeopatía

La homeopatía, que opera bajo el principio “lo semejante se cura con lo semejante”, incluye el uso de sustancias altamente diluidas para desencadenar en el cuerpo un proceso natural de curación. Según la Sociedad de Homeópatas, “una sustancia que causa síntomas cuando se toman grandes dosis puede ser utilizada en pequeñas cantidades para tratar los mismos síntomas”.

Por ejemplo, tomar mucho café puede causar falta de sueño y agitación. Pero cuando la cafeína se convierte en un medicamento homeopático, se puede usar para tratar a las personas con estos síntomas.

Dana Ullman, autor de The Homeopathic Revolution y Everybody’s Guide to Homeopathic Medicines, señala que la tendencia de la homeopatía en los Estados Unidos tiene sus detractores. Él atribuye esto a miedos establecidos de que: “si la homeopatía es cierta, entonces todo sobre la medicina moderna y la ciencia es falso”. Pero añade: “los que niegan la homeopatía minimizan el cuerpo de evidencia proveniente de la ciencias básicas y la investigación clínica, a partir de los resultados de estudios, estudios de costo eficiencia y evidencia epidemiológica”.

Meditación/Terapias relacionadas

El Centro para la Prevención y Control de las Enfermedades observa que un 90 por ciento de todas las visitas a las oficinas médicas están relacionadas con el estrés. La meditación, el trabajo de respiración, la visualización guiada y algunas disciplinas del yoga son formas efectivas de desacelerar la mente y aliviar el estrés, para equilibrar la mente, el cuerpo y el espíritu. Más de 1,000 estudios publicados han sido vinculados a varios tipos de meditación al igual que al yoga contemplativo para logar cambios en el metabolismo, la presión sanguínea, la activación cerebral, aliviar el estrés y reducir el dolor.

Angela Wilson, subdirectora del Institute for Extraordinary Living (IEL), afiliado al Kripalu Center for Yoga and Health, en Lenox, Massachusetts, informa un creciente interés en estas terapias. “Los doctores se han interesado en cualquier práctica que pueda ayudar a las personas a bajar la velocidad y calmarse”, observa Wilson.

Un estudio de 2007 del NCCAM encontró que 9.4 por ciento de los adultos estadounidenses, más de 20 millones de personas, han practicado la meditación en años anteriores.

Algunas de las últimas investigaciones de IEL proveen pruebas científicas de que el  Kripalu yoga (a menudo llamado “meditación en movimiento”) puede actuar como amortiguador, “…ayudando a las personas a enfrentar los retos diarios sin salirse de sus cabales o su centro”, dice Wilson.

Wilson también está emocionada con el estudio más reciente del Hospital General de Massachusetts. El mismo demostró que en tan solo ocho semanas de practicar la meditación, los sujetos experimentaron cambios fisiológicos en la parte del sistema límbico relacionado con el miedo, lo que resultó en menos estrés y ansiedad.  

Naturopatía

La medicina naturopática, un sistema general de la medicina natural, incluye la nutrición, fitoterapia, homeopatía, acupuntura y  medicina energética. Su meta es abordar de manera integral todo el organismo—cuerpo, mente y espíritu.

En general, los médicos que practican esta disciplina son aquellos que apoyan nuestras capacidades innatas para curarnos. Universalmente fomentan la adopción de cambios en los estilos de vida que promuevan una salud óptima.

En los estados donde los médicos naturópatas (ND) están certificados, se les requiere haberse graduado de una escuela de medicina especializada en naturopatía y pasar los exámenes de la junta examinadora. En los estados donde no le ofrecen la licencia, las personas que completan con éxito los cursos en línea pueden llamarse ellos mismos naturópatas. Asegúrese que cualquier médico naturópata que tenga un consultorio se haya graduado de un programa acreditado aprobado por la Asociación Americana de Médicos Naturópatas (Naturopathic.org).

Carl Hangee-Bauer, actual presidente de la asociación nacional y médico con el San Francisco Natural Medicine, ha venido por largo tiempo proponiendo la autorización para ejercer la profesión. Señala que: “En la actualidad, 16 estados otorgan licencia para ejercer la profesión y la tendencia es lograr que más estados lo hagan, que sean incluidos en los programas federales, al igual que perdonar los préstamos”. Él cree que esto atraerá más estudiantes cualificados a la profesión.

La economía es uno de los muchos incentivos que lleva a los consumidores a tener una mayor conciencia de los beneficios de alcanzar el bienestar. Las personas llegan a entender cómo se pueden reducir los gastos médicos a largo plazo al aplicar el sentido común, al practicar estilos de vida más saludables y conocer otras medidas factibles hacia la prevención de la enfermedad. “Nuestra práctica crece cada año. Las personas están dispuestas a pagar por la atención médica de calidad”, comenta Hangee-Bauer.

Nutrición

Se ha probado a través del tiempo que la nutrición comprende el fundamento de la salud.  Esto incluye los alimentos, las vitaminas y los suplementos minerales, al igual que las hierbas y las especias. Es importante destacar que los valores principales de la nutrición varían de cultura a cultura.

En los Estados Unidos, los Estándares de la Dieta Americana han estado trastocados por mucho tiempo, lo que ha resultado en una gran crisis de salud. El problema es que, contrario al consejo de los dietistas y otros expertos en nutrición, muchos de nosotros nos hemos vuelto muy dependientes de los alimentos altos en grasas, azúcares y procesados.  La dieta típica estadounidense tiene una gran ausencia de granos integrales, vegetales y frutas, los que han sido recomendados.

“La crisis de salud no se limita a los Estados Unidos”, declara Joshua Rosenthal, fundador del Institute for Integrative Nutrition, en la ciudad de Nueva York. “Los alimentos rápidos y procesados han invadido otras culturas tradicionales, igualmente. Las enfermedades crónicas de hoy día que han plagado nuestra población ahora constituyen una crisis de salud mundial”.

Rosenthal se siente alentado por la creciente toma de conciencia de comer saludablemente, según se les ha enseñado a 19,000 graduados de su escuela y que proveen servicios en todos los 50 estados y 82 países. “Estamos al comienzo de una revolución”, dice. “Para el 2020, las personas entenderán que la calidad de nuestros alimentos afecta todo. La concienciación y la educación están a la vanguardia de esta revolución y movimientos como el nuestro se encuentran entre los principales catalizadores para el cambio”.

Mirando hacia el futuro

En general, las tendencias actuales en las terapias de la medicina alternativa y complementaria son positivas, optimistas y de ayuda. La medicina convencional parece estar cada vez más abierta a incorporar una amplia gama de terapias que una vez fueron perentoriamente relegadas al cubo de la basura científica.

La nueva investigación y la evidencia a largo plazo demuestran que muchas de estas terapias no invasivas son efectivas y pueden trabajar mano a mano con las terapias convencionales. Individual o en combinación, pueden resultar en sanación y curas que una vez fueron inimaginables para los médicos tradicionales.


Kathleen Barnes ha escrito18 libros, la mayoría de los mismos sobre salud y vida natural, es la dueña de la casa editora Take Charge Books. Comuníquese en KathleenBarnes.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags