Fitness 2017

Resoluciones de Año Nuevo que se cumplen



Syda Productions/Shutterstock.com

Cada enero ciframos nuestras esperanzan y prometemos que esta vez finalmente cumpliremos con las resoluciones de Año Nuevo. Sin embargo “Si no tiene un plan, planee fallar”, dice el entrenador personal Jake Albracht, radicado en Kansas City, Missouri. Podemos hacer realidad nuestras metas de salud y acondicionamiento físico para el 2017 en lugar de que solo sean un deseo.

Busque un buen entrenador. “Un entrenador personal proporciona una buena base útil de conocimiento porque la parte que se le hace más dura a la mayoría de las personas es la falta de planificación y diligencia en el seguimiento. Los entrenadores pueden ayudar a un cliente a alcanzar sus metas”, dice Albracht.

Jeanne Rankin, entrenadora asistente fortaleza y acondicionamiento en la Universidad de Kentucky, en Lexington, añade que, “Un entrenador personal también puede ayudarle a establecer metas más elevadas que usted no consideraría por sí mismo debido al miedo al fracaso al tratar de lograrlas”.

Asegurar la atención personal. La atención individual no tiene precio. Albracht comenta que, “No hay nada como la retroalimentación instantánea con la técnica e información que provee el entrenamiento individual”.

Rankin añade, “En la evaluación individual continua, un entrenador personal puede ver exactamente qué es lo está o no está yendo bien, y proveer una mejor evaluación que un grupo”.

“Formar parte de un grupo también puede ser positivo y emular un ambiente de equipo, pero la relación individual permite que se cree un lazo de confianza más profundo. A veces eso puede hacer toda la diferencia”, explica Albracht.

Haga preguntas. Si contratar un entrenador personal no está disponible en nuestro presupuesto, a menudo, están dispuestos a contestar algunas preguntas de urgencia. Muchos de nosotros hemos tenido maestros voluntarios en algún momento de nuestras vidas que no esperaban nada a cambio porque amaban compartir lo que sabían. Es un proceso más lento, pero es una opción viable.

Establezcas metas realistas. “Le digo a mis clientes que el estructurar un programa con metas específicas siempre va triunfar sobre uno sin estructura”, dice Albracht. “Necesita llenar una hoja con las metas y desarrollar un modelo personal que es repetible, sostenible y exitoso. Utilizamos el acrónimo SMART para eSpecífico, Medible, Alcanzable, Relevante y convenienTe”. Algunas veces escribir las cosas es exactamente lo que se necesita para hacer que sucedan.

“Cuando ve las fotografías de mujeres famosas en las revista, dese cuenta que esas imágenes han sido retocadas con el programa Photoshop. Ellas también tienen acceso a los mejores y costosos recursos en el mundo, y verse bien es su trabajo”, dice Rankin. “Establezca una meta y luego un conjunto de pasos pequeños que se puedan lograr, que sean medibles y cuantificables en el camino hacia esa gran meta, estos pasos le van a dar el ánimo que necesita.”.

Por ejemplo, si la meta es perder 50 libras en un año, entonces quizás concéntrese en perder 30 libras en los primeros 6 meses y 20 en los siguientes seis meses. “Distribuir la meta en algo que se siente se puede alcanzar, es su clave”, dice Rankin.

Establezcas las intenciones. Krysten Clark, entrenadora personal radicada en Los Ángeles, maestra de yoga y fundadora de Yogva Nutrition, usa los elementos SMART, para establecer una intención para cada sesión. “Es importante reconocer lo que significa para usted el ‘estar saludable’. Siempre hago que mis clientes establezcan una intención para su rutina de ejercicios en el momento, lo que les permite estar completamente presentes en lo que están haciendo y por qué lo están haciendo. El conectarse con su ‘por qué’ prueba ser poderoso en la práctica de día a día”.

Ella también se esfuerza por incorporar la atención plena en cualquier rutina de ejercicio para lograr una conexión de mente y cuerpo. El sentido acompañante de autocompasión promueve el progreso en el proceso de nunca acabar del crecimiento personal y de vida saludable.

Adquiera un compromiso. Un socio que lo anime, puede ser un amigo o un entrenador personal—alguien que está tan solo a una llamada. Rankin comenta, “Si usted sabe que le está fallando a alguien al no hacer ejercicios, entonces es más probable que cumpla con un plan, en especial, si le está pagando a esa persona”.

Pulse el botón de reinicio si es necesario. “Establezca un plazo para alcanzar su meta y trabaje hacia atrás desde ahí para lograrlo”, aconseja Albracht. “Si el objetivo se pierde, revalúe y empiece otra vez.” Tenga paciencia y perdónese tantas veces como sea necesario si algo no funcionó. Los resultados de sentirse bien y más saludable proporcionan su propio beneficio.


Aimee Hughes, es escritora independiente radicada en Kansas City, MO, es doctora en naturopatía y consultora para el Yandara Yoga Institute. Comuníquese en ChezAimee@gmail.com.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags