Cómo sanar la fatiga suprarrenal de forma natural

Formas prácticas para recuperar la vitalidad



xavier gallego morell/Shutterstock.com

La fatiga debido al esfuerzo físico o mental es común en aquellas personas asediadas por el estrés, los malos hábitos alimentarios, en lucha por equilibrar las necesidades de la familia y la profesión, y, a menudo, por utilizar la cafeína y otros estimulantes para recuperar la energía de forma artificial. James L. Wilson, Ph.D., doctor en quiropráctica y naturopatía, educa a los profesionales médicos sobre un asunto de salud muy serio que él identifica como “fatiga suprarrenal”; y se caracteriza por una función suprarrenal por debajo de lo óptimo inducida por una sobre carga de estresores. Nuestras dos glándulas suprarrenales del tamaño de una nuez, encima de cada riñón, producen hormonas vitales que ayudan a controlar el ritmo cardiaco, la presión arterial, la digestión y muchas otras funciones incluido cómo el cuerpo maneja el estrés.

Identificando la raíz del problema

En su libro, Adrenal Fatigue: The 21st Century Stress Syndrome, Wilson arroja luz sobre el alcance del problema. “El hecho de que la fatiga suprarrenal no sea reconocida por la medicina convencional ha dejado a millones de personas sufriendo de un problema sin tratar que interfiere con la capacidad de funcionar normalmente y de disfrutar la vida. Para aquellos cuyas glándulas suprarrenales están ‘sin gasolina’, incluso, algo tan básico como la alegría, parece casi fuera de su alcance”, comenta Wilson quien reside en Tucson, Arizona.

Las personas que padecen de esto están más preocupadas sobre sus estados de ánimo bajos, la energía, la agudeza mental y la libido, para las que la medicina convencional típicamente receta antidepresivos y controlar la ansiedad. Estos medicamentos no reviven el funcionamiento de las glándulas suprarrenales.

El funcionamiento defectuoso de estas glándulas también tiene que ver con el aumento de peso y una propensión hacia desarrollar algunas enfermedades, incluida la fibromialgia. “La capacidad de recuperación, la energía, la resistencia y la misma vida dependen del buen funcionamiento de las suprarrenales”, dice Wilson.

Hemos heredado nuestro sistema nervioso simpático y su respuesta al estrés de “lucha o huida” de nuestros ancestros prehistóricos. No se ha desarrollado para evolucionar para diferenciar entre una grave amenaza a la supervivencia y las amenazas crónicas de los plazos que se avecinan, presiones financieras y otras preocupaciones de los tiempos modernos.

“La respuesta al estrés de las suprarrenales al peligro físico o cualquier amenaza psicológica percibida, es idéntica—la liberación de norepinefrina o epinefrina responsable por la cascada de reacciones fisiológicas”, explica el  Dr. Vijay Jain, quien trata la fatiga desde una perspectiva integradora en su Mind Body Wellness Center, en Palm Coast, Florida.

Tratamientos sugeridos

La fatiga suprarrenal es principalmente un problema de salud autoinducido que no “aparece de repente”. Es el resultado de una acumulación de decisiones continuas que podemos cambiar.

Jain aplica los principios ayurvédicos para reestablecer el equilibrio en los tres tipos prominentes de mente y cuerpo que influyen en el bienestar personal. Estos son conocidos como vata, pitta y kapha. Para las personas que tienen principalmente las tipologías vata y pitta, la fatiga es el resultado de ser hiperactivo y quemar la vela por ambos extremos. Para los que tienen constituciones kapha, la fatiga es el resultado de un estilo de vida sedentario con poco movimiento y comer los alimentos equivocados.

También recomienda dormir más con horas regulares de irse a la cama, las prácticas como la meditación yoga nidra, el pranayama (respiración yóguica) y la práctica del yoga más lenta con posturas meditativas sostenidas por más tiempo, al igual que el masaje y una dieta diseñada para restaurar las energías biológicas o doshas, para un estado de equilibrio. “Dependiendo de la constitución del paciente, aconsejo a algunos que bajen la velocidad y quemen un 50 por ciento menos de su vela, mientras que a otros les digo que aumenten su actividad física y mejoren su dieta”.

Jain también recomienda un tipo de purificación Ayurvédica y tratamiento de desintoxicación  que involucre una serie de cinco terapias incluido el masaje y tratamientos a bases de hierbas. Llevados a cabo en secuencia, estos le permiten al cuerpo y a la mente llegar a un estado de paz. Los tratamientos con acupuntura también son de ayuda, junto con un régimen de hierbas adaptogénicas como el gingsen, schisandra y ashwagandha, según Jain.

En su libro Happy Healthy Thyroid: The Essential Steps to Healing Naturally, Andrea Beaman escribe sobre cómo se recuperó de forma natural de la fatiga suprarrenal. Para restaurar la energía y la vitalidad del cuerpo, ella recomienda las prácticas sanadoras del hatha yoga, el qigong y tai chi. “Estas modalidades construyen energía, mientras que el ‘power yoga’ y los ejercicios cardiovasculares agotan la energía en personas fatigadas”, aconseja Beaman. Observa que puede tomar de seis meses a dos años para restaurar los niveles de energía deseados.

Beaman aconseja a las personas con características de conducta a las que se les hace más difícil el quemar menos su vela. Ella atrae la atención de ellos a través de ver sus situaciones desde una naturaleza crítica. “Usted está aquí y fuera de la vida en un pestañear. Si está exhausto a la edad de 48 años, ¿cómo va vivir una vida vibrante, feliz y exuberante hasta llegar a la meta? Por lo general eso funciona”, dice ella.


Linda Sechrist parte del personal senior que escribe parar Natural Awakenings. Comuníquese en ItsAllAboutWe.com.

 

Más consejos para combatir la fatiga

Los signos más temprano de la fatiga suprarrenal son la baja energía y la necesidad de tomarse varios cafés fuertes para comenzar la mañana o salir del bajón de por la tarde. Si estos síntomas aumentan, comience a tomar los pasos para nutrir, restaurar y des-estresar las glándulas suprarrenales.

Elimine los estresores. Reevalúe su itinerario diario para hacer espacio para una sesión de yoga, meditación, tai chi o qigong.

Establezca horarios de sueño regulares alineados con el ciclo natural del cuerpo. Cobijarse debajo de las sábanas no más tarde de las 10 p.m. puede significar un descanso mejor y más profundo.

Haga los cambios en la dieta, comenzando con 40 gramos de proteína cada mañana. Limite la ingesta de estimulantes, incluida la cafeína. Elimine el azúcar y los granos procesados. Añada hierbas adaptogénicas y aceites de coco y oliva orgánicos a los platos o a la preparación de alimentos.

Coma alimentos como vegetales y de hoja verde. Como resultado, los niveles de azúcar en sangre e insulina tendrán menos alzas y bajas, aliviando el trabajo de las suprarrenales.

Absténgase de ejercitarse de más. Los entrenamientos excesivos como cardio o de resistencia son duros para las glándulas suprarrenales, por lo tanto, sustitúyalo por formas más relajadas.

Practique la conciencia plena y la respiración controlada y profunda.

 

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags