Activismo sagrado

El amor en acción puede cambiar el mundo



“El activismo sagrado es la fusión de la pasión mística por Dios y la pasión del activista por la justicia, lo que crea un corazón ardiente que ansía ayudar, conservar y amar a todo ser viviente.”
~ Andrew Harvey

 

La mariposa, un símbolo universal de transformación, nos recuerda que dar lo mejor de nosotros mismos es un proceso continuo. El número de estas delicadas criaturas aladas está disminuyendo, especialmente las mariposas monarca color naranja brillante y negras que dependen de las flores de algodoncillo para sustento durante su migración ida y vuelta de México a Canadá.  

“Cuando escuché sobre la crisis de la mariposa monarca, consideré el hecho de que tenía enredaderas de algodoncillo en mi verja de atrás”, indicó Karen Adler, una jardinera de la Ciudad de Kansas, Missouri. “Antes, las hubiera arrancado porque pueden estrangular a otras plantas. Pero hablé con mi vecina y acordamos dejarlas crecer. Este año hemos tenido más monarcas que nunca antes.”

Es posible que estas dos mujeres no se hayan dado cuenta, pero pusieron en marcha su activismo espiritual. Se dieron cuenta de que había un problema, lo abordaron con compasión, aprendieron acerca del tema, facilitaron el proceso de interdependencia de la vida y se comprometieron con la acción positiva que nos beneficia a todos.  

Es un proceso que Andrew Harvey describió por primera vez en una conferencia en el 2005 en el Santuario de Guadalupe en Santa Fe, Nuevo México. Este proceso también se refleja en su libro, The Hope: A Guide to Sacred Activism. Nacido en India, educado en la Universidad de Oxford, Nueva Inglaterra, y en las tradiciones religiosas del hinduismo, budismo y cristianismo, ahora reside en Melbourne, Arkansas, donde es director fundador del Institute for Sacred Activism. La meta de estos viajes internacionales es agrupar y enseñar a las personas preocupadas por las crisis globales a enfrentarlas de forma proactiva.

Según explica Harvey: “El activismo sagrado es una fusión de dos de los más poderosos elementos de la psiquis humana: la pasión mística por Dios y la pasión del activista por la justicia”.

Puntos sobresalientes de la meta espiritual

El despertar – Pasar de ser un ciudadano preocupado a un activista espiritual es un proceso gradual. Puede comenzar con un problema con el que uno se identifica. “Nuestra vida en el mundo es un proceso continuo de llamada y respuesta”, indica Kabir Helminski, de Santa Cruz, California. Él escribe y traduce libros sobre la tradición de los musulmanes sufíes, que tiende a tener una relación abierta con otras religiones y una facultad fundamental de miembros del Spiritual Paths Institute, que exhorta a los que andan en la búsqueda a encontrar aquellas tradiciones que los atraen.

“En ocasiones son eventos parecidos a sueños que necesitan interpretación, pero en ocasiones vienen directamente de un llamado del corazón”, explica Helminski.

Compasión – Una vez algo nos conmueve, la oración puede ser una vía que abre nuestros corazones a la compasión, explica Jagadish Dass, de Granada Hills, California. El sanador y maestro escribió The Prayer Project: The 3-Minute, 3 Times a Day Solution for World Change, que exhorta a las personas a involucrarse en algo más grande que uno mismo. Dass sostiene que rezar/orar durante tres minutos, tres veces al día, nos ayudará a poder desarrollar y expresar un poder silencioso. “A medida que nos responsabilizamos por nuestra vida, ocurre una transformación interna”, indica. Comenzamos a inspirar a los demás a abrazar la causa de desear un cambio y llevar más paz, alegría y amor al mundo.  

De igual forma, Harvey exhorta a cada uno de nosotros a hacer un compromiso real con la práctica espiritual diaria en ruta hacia el activismo espiritual. Según sugiere: “Comience con una oración breve que esté a tono con ese amor puro y profundo que quiere hacer de usted un instrumento de este mundo”. Las opciones infinitas incluyen oraciones provenientes de muchas de las tradiciones espirituales del mundo y que Dass comparte en su libro y que puede acceder de forma gratuita en StewardShipOfTheSoul.com.  

Interconexiones – Al  igual que todo en el universo está conectado por el simple acto de ser, las personas con ideas afines pueden unirse para hacer el bien en el mundo.  

Según Harvey, los activistas sagrados que siguen sus propios senderos espirituales necesitan trabajar con otras personas. “Forman redes de empoderamiento y motivación, seres con un corazón similar unidos por la pasión, las destrezas, esperanzas y recursos de todo tipo. Cuando las personas de ideas y corazones afines se unen, puede ocurrir una sinergia poderosa y milagrosa.”

Harvey ha encontrado que los grupos de seis a 12 personas son más eficientes y productivos, ya sea porque los une una profesión (como médicos en misiones médicas), una pasión por los derechos de los animales o el medioambiente o un fuerte sentido de justicia social.  

Conocimiento – El conocimiento, tanto interior como exterior, es otra clave para hacer el bien. Carla Goldstein, JD, oficial principal de política exterior del Omega Institute for Holistic Studies, en Rhinebeck, Nueva York, y cofundadora del Women’s Leadership Center, usó su interés relacionado con el empoderamiento de la mujer como trampolín hacia el activismo espiritual.

“Durante los primeros 20 años de mi vida profesional, me concentré en la política y las políticas públicas”, explica. “Pero faltaba algo en la retórica de cuidar los unos de los otros.” Practicar yoga y meditación y recibir apoyo durante una crisis personal de salud dio paso a lo que describe como “un despertar sobre la laguna existente entre el cambio personal y el cambio de los sistemas”. Goldstein comenzó a cuestionarse su propio “individualismo” versus la interconexión que sintió cuando las personas cuidaron de ella.  “¿Podemos realmente movernos hacia la integración de estos dos ideales?”, se preguntó.  El conocimiento sobre estos asuntos ya está disponible por distintos expertos y organizaciones, “La gran pregunta es: ¿Qué es necesario para que podamos ser de ayuda?”

En ocasiones escuchar y entender puede ser una herramienta poderosa. Bajo el auspicio del Omega Women’s Leadership Center, en el 2005 Goldstein invitó a reunirse a mujeres de ambos bandos relacionados con el asunto de derechos reproductivos. Estas habían formado parte del Public Conversations Project, en el suburbio Watertow, en Boston, Massachusetts, que comenzó después de que miembros del personal médico de una clínica del área de salud de la mujer donde se practicaban abortos fueron asesinados o heridos en 1994.

“Las mujeres de la comunidad, dividida inicialmente, se reunieron para contar sus historias”, narra Goldstein. “Con el tiempo, desarrollaron un amor profundo las unas por las otras. Nadie cambió de forma de pensar, pero sí cambió la forma en la que interactuaban unas con otras.” Experimentaron un cambio en la turbulencia emocional y verbal, y aunque no concordaban, sí aprendieron a sentir paz y entendimiento a nivel físico. Desde entonces, el proyecto ha crecido para facilitar el diálogo en 38 estados y 15 países (PublicConversations.org).

Acción positiva – Aunque muchos temas controversiales pueden requerir esfuerzos y dedicación de largo plazo para solucionarse, otros solo están en espera de acciones individuales o grupales para lograr el éxito. Para Mark Nepo, un poeta de Nueva York, filósofo y autor del libro de gran venta del New York Times, The Book of Awakening, la bondad es la fuerza detrás de la acción positiva, no importa cuán pequeña sea esta acción al principio.

“La bondad revela hermandad. Nos brinda una conexión con todo aquello que es más grande que nosotros y todo lo que es gentil para el universo”, explica. “Creo que es poderosamente efectivo, sin embargo, es algo tan pequeño.”

Nepo participa activamente en Bread for the Journey, una organización internacional sin fines de lucro que fomenta la creación de proyectos filantrópicos basados en la comunidad para generar micro becas. Uno de estos proyectos tuvo lugar en un pequeño pueblo de Nuevo México que buscaba mejorar la vida de los adolescentes locales abriendo un centro para jóvenes como una alternativa positiva al escenario de las drogas.  Justo antes de la fecha programada de inauguración, el proyecto se quedó sin dinero para los reflectores requeridos, así que Bread for the Journey cubrió los gastos y el centro pudo abrir. “En pocos años, toda la cultura cambió”, informa Nepo. Esto tan pequeño hizo una gran diferencia en toda la comunidad.

Una vez activado y alimentado, el activismo espiritual puede convertirse en una parte omnipresente de nuestras vidas. Según explica Goldstein: “Al combinar el espíritu con el activismo, uno se da cuenta de que todas las acciones están conectadas con el espíritu.  Lo hace recapacitar sobre su deber en cada momento, desde la forma en que trata a las personas durante el día, hasta cómo trata el medioambiente. Se  convierte en una forma satisfactoria de vida”.


Judith Fertig es una escritora independiente de Overland Park, KS.

 

Cómo las manos inspiran los corazones

El voluntariado provee satisfacción y progreso para adultos y niños por igual. Las personas de edad avanzada se mantienen activas y los padres trabajan al lado de sus hijos para experimentar el valor de ayudar a los demás.

Los lugares locales de adoración a menudo mantienen una lista de oportunidades para servir a la comunidad que incluye ministerios de ayuda y sanación al igual que proyectos especiales. La Cruz Roja es mejor conocida por ayudar en situaciones de emergencia, pero hay muchas necesidades todo el año (RedCross.org). Una llamada a la alcaldía puede guiar a las personas que quieren participar a las organizaciones locales adecuadas.  A continuación otros ejemplos alrededor del mundo y en la comunidad que pueden activar ideas inspiradas en el amor.   

Personas

Meals on Wheels hace mucho más que llevar comidas a los necesitados (MOWAA.org).

En Austin, Texas, el Healthy Options Program for the Elderly le lleva una bolsa de compra mensual a los clientes que corren riesgo de mala nutrición, además los voluntarios de Groceries to Go les hacen la compra o acompañan a los clientes a hacer la compra cada dos semanas. El proyecto Handy Wheels provee reparaciones menores relacionadas con la seguridad en el hogar. En Seattle, ayudantes de la comunidad pintan salones de clases, instalan equipo para los parques infantiles y donan libros y materiales a las escuelas públicas.

Los voluntarios de la YMCA en Berkley, California, dan clases de meditación plena o yoga restaurativo, trabajan en la recepción, leen a los niños de edad preescolar y hacen actividades de recaudación de fondos.

Animales

El programa Walk a Hound, Lose a Pound, en el Aiken County Animal Shelter de Carolina del Sur, suple correas y recompensas/galletitas para perros para motivar a los voluntarios a sacar a caminar a los perros por lo menos una vez a la semana. Es un ejercicio saludable tanto para los perros como para los humanos. Para calcular cuántas calorías se queman, visite Tinyurl.com/WalkOffCalories. Los gatos que están en albergues necesitan socializar también. Las visitas incluyen tiempo de juego y caricias, lo que los hace más adoptables.

Medioambiente

New York Cares tiene una serie de proyectos familiares disponibles sin requisito de edad (NYCares.org). Ya sea de forma continua o solo por un día, los voluntarios mejoran los parques, los jardines de la comunidad y los espacios públicos. Los senderos requieren limpieza después de un episodio de mal tiempo. Los ríos y los cuerpos de agua necesitan una buena limpieza después de una inundación. Coteje con los guardabosques para más información.

Con un poco de investigación, los voluntarios pueden encontrar la actividad adecuada, independientemente de dónde viven, sus intereses, edad o habilidades. Otro buen lugar para comenzar es en VolunteerMatch.org, que es fácil de buscar por código postal e intereses personales. La oportunidad perfecta para ayudar a otros espera por usted.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags