Los cítricos disminuyen el riesgo de derrame




Las populares frutas cítricas de invierno, como las naranjas y toronjas, nos brindan un beneficio de salud inesperado: ingerirlas podría disminuir el riesgo de accidentes cerebrovasculares isquémicos (coágulos), especialmente en las mujeres, según un estudio publicado en la revista Stroke de la Asociación Americana del Corazón.

Los investigadores analizaron 14 años de datos de seguimiento del Estudio de Salud de las Enfermeras de los Institutos Nacionales de Salud que incluyó 69,622 mujeres que informaron su consumo de alimentos cada 4 años, incluidos los detalles sobre el consumo de frutas y vegetales.  El estudio descubrió que la ingesta alta de flavononas, una subclase de los flavonoides que se encuentran en grandes concentraciones en las naranjas y las toronjas, estaba asociada con un 19 por ciento menor de riesgo de accidentes cerebrovasculares isquémicos.

En el estudio, la presencia de flavononas provenía principalmente de las naranjas y su jugo (82 por ciento) y de las toronjas y su jugo (14 por ciento). Sin embargo, los investigadores recomendaron que los consumidores aumentaran su ingesta de frutas cítricas, en lugar del jugo, para evitar el azúcar en muchos jugos comerciales.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags