Las pasas aportan alivio a la presión alta




Para las personas que buscan una forma natural de mantener la presión arterial levemente elevada controlada y de forma segura, comerse un puñado de pasas cada día puede que surta efecto. Los nuevos datos presentados en la 61ª Reunión Anual del Colegio Americano de Cardiología, Sesión Científica, sugieren que entre los adultos con aumento leve en la presión arterial o con hipertensión, el consumo rutinario de pasas podría bajar tales lecturas,  especialmente si se compara con otras meriendas comunes. Los investigadores observaron que las pasas también son una buena fuente de fibra antioxidante que, de forma favorable, altera la bioquímica de los vasos sanguíneos permitiendo que estén menos rígidos.

El estudio también ayuda a validar algunas recomendaciones actuales sobre los nutrientes, por ejemplo, cómo 60 pasas—cerca de un puñado contienen un gramo de fibra y 212 miligramos de potasio—ayudan en la dieta DASH  (Dietary Approaches to Stop Hypertension). Según los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades, alrededor de uno en cada tres adultos estadounidenses (28 por ciento) padecen de hipertensión, definida por una presión sistólica desde 120 a 139 milímetros de mercurio (mm Hg) o una presión diastólica desde 80 a 89 mm Hg.

Los investigadores hicieron la observación de que su estudio era pequeño; se necesitan estudios más grandes.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags