Cómo el amor incondicional crea armonía en nuestro mundo

Marci Shimoff explora su poder transformador



Marci Shimoff es una experta en ayudar a los demás a alcanzar su realización personal y el éxito profesional. Esta conocida líder transformacional, oradora y autora ha escrito dos libros sobre la felicidad y el amor incondicional que han sido éxitos en ventas —Happy for No Reason: 7 Steps to Being Happy from the Inside Out y Love for No Reason: 7 Steps for Creating a Life of Unconditional Love y ha sido coautora de seis conocidos títulos en la serie Sopa de pollo para el alma de la mujer.

¿Cuál es la manera antigua de ver el amor comparado con el nuevo cambio de paradigma que propone?

Hemos sido adiestrados para pensar que el amor solo es una energía entre dos personas, usualmente experimentada como amor condicional—sentimos amor si la otra persona está de acuerdo con nosotros, nos trata de una forma particular o nos devuelve el amor. Pero el amor es la esencia de lo que somos y cuando vivimos en un estado de amor incondicional, lo que llamamos “amor sin ninguna razón”, experimentamos en nuestra esencia lo que es el amor, ese que no depende de otra persona, situación o pareja sentimental. Es el núcleo de toda la tradición espiritual.

¿Por qué nuestras maneras de amar a menudo parecen ser inadecuadas?

Cada uno de nosotros tiene una “posición determinada para el amor”, el límite superior de nuestra capacidad para dar y recibir amor. No podemos sentir más amor tratando de cambiar el exterior o depender de otros para que nos llenen, porque a la larga, no va a funcionar. Tenemos que elevar esa posición que hemos establecido mucho más alta; entonces experimentamos todo mejor a través de los ojos del amor.

¿Estos tiempos de desafío económico nos ayudan a crecer espiritualmente?

Podemos utilizar cualquier desafío que se nos presente para ayudarnos a crecer y encontrar nuevas avenidas para una alcanzar una plenitud duradera. El éxito y el dinero no garantizan la felicidad y lo sé porque pasé por la experiencia.

En 1998, tenía a la misma vez tres de mis libros de Sopa de pollo para el alma en la lista del The New York Times. Un día les hablé a 8,000 personas y autografié 5,432 libros y me sentía como una estrella de rock. Y aun así, cuando llegué al cuarto de mi hotel esa noche, me eché a llorar.  Todo este éxito era maravilloso, pero todavía no me hacía feliz. Eso fue cuando comencé mi estudio intensivo sobre la felicidad.  

¿La ciencia apoya nuestra capacidad de experimentar y profundizar a diario el amor por todas las cosas?

La ciencia está descubriendo que existe una neurofisiología del amor. Los estudios llevados a cabo por investigadores en las principales instituciones alrededor del mundo demuestran que podemos hacer cosas tan sencillas como: respirar más profundamente, caminar descalzos por la tierra, escuchar música inspiradora o practicar meditación, lo que nos ayudará a experimentar más amor incondicional. Estas actividades crean una mayor coherencia del ritmo cardiaco y una nueva vía neurálgica en el cerebro.

¿Cómo nos beneficia tener un corazón que está abierto al amor incondicional?

El Institute of HeartMath ha descubierto que los campos magnéticos generados por el corazón—los que se miden con un magnetómetro—son 5,000 veces más fuertes que los del cerebro. La investigación de HeartMath también ha demostrado que cuando estamos en un estado emocional positivo, nuestros corazones laten a un ritmo coherente que causa que todos los otros sistemas del cuerpo—incluido el cerebro, el sistema inmune y las hormonas—trabajen más eficiente y armoniosamente. Su investigación mostró que experimentar esto con regularidad conduce a una mejor salud, más creatividad, resiliencia, alegría y retarda el proceso de envejecimiento.

¿Cuáles son las siete puertas de acceso para practicar amor incondicional según revelado en su propia investigación?

He entrevistado a cientos de personas que son ejemplos vivos del amor incondicional. He encontrado siete puntos de acceso para experimentar más amor: seguridad, que se basa en estar centrado y presente; vitalidad, energía y bienestar; amor incondicional a uno mismo, sentirse apoderado; apertura, sentirse cómodo dando y recibiendo amor; comunicación, escuchar y hablar con amor; visión a través de los ojos del amor; y la Unidad, sentirse conectado con la totalidad de la vida.

¿Cómo el amor grande que siente una persona puede bendecir nuestras familias, comunidades y el mundo?

Cuanto más experimentamos el amor, más difundimos el amor hacia otros. Nuestros sentimientos son contagiosos. Esta idea está bellamente expresada en un viejo proverbio chino:

Cuando hay luz en el alma, habrá belleza en la persona.

Cuando hay belleza en la persona, habrá armonía en el hogar.

Cuando hay armonía en el hogar, habrá orden en la nación.

Cuando hay orden en la nación, habrá paz en el mundo.


Conéctese con Marci Shimoff en HappyForNoReason.com.

 Judith Fertig, de Overland Park, KS, es contribuyente regular para Natural Awakenings.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags