Hoja de cotejo para crear un hogar verde

Cambios que puede hacer ahora mismo en cada cuarto de su casa



Hoy día, más personas que nunca están optando por una forma más verde de vida, tanto a gran como a pequeña escala, lo que le brinda a la Tierra ese cariño que tanto necesita. Si está interesado en algunas buenas ideas para su hogar (que no sea una instalación total solar) y el reciclaje básico, eche una ojeada a la lista de cotejo de Natural Awakenings para hacer todos los cuartos de su casa más verdes, algo que significará grandes impactos. Descubrirá cambios prácticos que son viables comenzando y que puede comenzar a hacer ahora mismo.

Cocina

La cocina es el lugar de la casa donde se generan más desperdicios. Eileen Green, de EcoEvaluator.com, indica que reducir los desperdicios, conservar agua y aumentar la eficiencia energética son consideraciones importantes para lograr una cocina ecoamigable.

Consuma los alimentos. Según una investigación de la Universidad de Arizona, todos los años, en un hogar típico se desechan aproximadamente 474 libras en residuos de cocina, a un gran costo tanto económico como ambiental. Comprar más alimentos frescos de los que podemos consumir antes de que expiren y dejar que los sobrantes se dañen en el refrigerador son los verdaderos culpables. “Planificar el menú y evitar comprar por impulso puede ayudar”, recomienda Green.

Haga composta en su casa de los residuos de cocina o inscríbase en un programa donde puede colocar su material compostable en la acera para recogido, si se ofrece ese servicio en su localidad. Desechar los alimentos en los trituradores de desperdicios o los vertederos no es bueno para el ambiente. 

Elimine los productos desechables. Remplace el papel y los productos plásticos desechables por alternativas más duraderas: servilletas de tela en lugar de servilletas de papel, platos que se puedan echar en la lavadora de platos en lugar de platos de papel o de plástico de un solo uso, envases de cristal o reciclados para guardar alimentos en lugar de bolsas y papel plástico y toallas de cocina de fibra natural en lugar de papel toalla y esponjas plásticas.

Limpie de forma natural. El poder de los limpiadores químicos es la regla general cuando se trata de productos para la limpieza del hogar, pero estos no son indispensables. Los limpiadores no tóxicos trabajan y limpian tan bien como los convencionales y puede usarlos para limpiar desde el fregadero hasta el horno. 

Al comprar fíjese que tenga el logo Energy Star. Los enseres que llevan el logo Energy Star son 50 por ciento más efectivos en términos energéticos que los enseres estándar. Esto se traduce en ahorros significativos en los costos operacionales anuales.

Filtre el agua para desperdiciarla menos. El agua embotellada es cara y significa más desperdicio. En su lugar, compre un sistema de filtración de agua que use filtros reciclados o reutilizables. Cuando esté fuera de su casa, lleve agua filtrada en una botella de cristal reutilizable.  

Economice agua. Ponga a funcionar la lavadora de platos solo cuando esté llena y llene el fregadero con agua en lugar de dejar la pluma abierta mientras enjuaga a mano. Use el agua solo para mojar y enjuagar; de lo contrario, cierre el grifo. 

Reduzca gradualmente el uso de sartenes y ollas antiadherentes. La capa de teflón puede  filtrar toxinas cuando se daña o se calienta en exceso. Vaya a la segura y comience a adquirir un conjunto de ollas y sartenes que sean de hierro curado, que son antiadherentes naturales.   

Evite las bolsas de compra baratas reutilizables. Las bolsas reutilizables endebles terminan en el zafacón después de varios meses de uso regular. Compre un conjunto de bolsas reutilizables de alta calidad que brindan años de uso. 

Dormitorio

“La mayoría de las personas pasan más tiempo en el dormitorio que en cualquier otro lugar de la casa”, señala Jennifer Grayson, columnista de la sección de Etiqueta del Huffington Post Eco. “Así que es importante concentrarse en hacer que el dormitorio sea lo más verde y saludable posible”. Ella aboga por prestar atención especial a la ropa de dormir, la ropa de cama y los muebles que las personas usan para dormir.  

Comience con una buena base. Una cama puede estar hecha de contrachapado o madera comprimida, que por lo general contienen formaldehído, el cual ha sido clasificado como probablemente carcinógeno para humanos por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y como contaminante tóxico del aire por el estado de California. Seleccione camas certificadas como libres de formaldehído o de baja emisión de formaldehído. Una cama de plataforma con certificación del Forest Stewardship Council, hecha de madera obtenida de bosques manejados de forma sustentable, es una alternativa saludable.

No duerma en una nube de agentes químicos. “Si tiene la cara pegada a un colchón convencional durante siete horas toda la noche, entonces va a respirar cualquier químico que libere el colchón durante siete horas todas las noches”, advierte Grayson.

Los colchones, por lo general, son tratados con agentes retardantes de flama para cumplir con las reglas de la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor. Para evitar los químicos tóxicos como el hidrocarburo tolueno, que los colchones rellenados con espuma de  poliuretano liberan, opte por colchones sin tratar con cubierta de lana (la lana es un retardante de flamas natural) rellenos con látex natural o con un sistema de resortes envueltos en guata de algodón orgánico.

La producción del algodón no orgánico requiere muchos agentes químicos sintéticos nocivos. El algodón orgánico, el lino y la lana son opciones más seguras, especialmente si cumplen con los estrictos estándares ambientales necesarios para ser certificados como orgánicos.

Bloquee el sol de la tarde. Durante el día, cierre las rejillas del acondicionador de aire dentro del dormitorio y bloquee el sol de la tarde con cortinas interiores o exteriores. Al final del día, incluso en climas cálidos, los cuartos deben estar lo suficientemente frescos como para dormir solo con la ayuda de una brisa leve proveniente de una ventana abierta o de un abanico de pedestal o de techo. 

Opte por dispositivos inalámbricos. Hoy día es imposible evitar por completo la radiación electromagnética que producen las tecnologías modernas, así que reduzca la exposición en su dormitorio eliminando los dispositivos electrónicos y colocando los dispositivos eléctricos, por lo menos, a cinco pies de distancia de la cama.

Olvídese de los suavizadores de ropa. La mayoría de los suavizadores de ropa contienen agentes químicos sumamente tóxicos que se adhieren a la ropa de cama y que se inhalan o absorben directamente al torrente a través de la piel. En vez, añada un cuarto de taza de bicarbonato de soda en el ciclo de enjuague para suavizar las sábanas y la ropa.   

Apague las luces. Las lamparillas con detector de movimiento ahorran energía a la vez que ofrecen seguridad cuando uno se levanta de la cama por la noche.

Lavandería

En una casa típica de los Estados Unidos, la máquina de lavar ropa es responsable del 21 por ciento del uso de agua en el hogar y, combinadas, la lavadora y la secadora representan el 5 a 8 por ciento de los requisitos de energía de la casa. Diane MacEachern, fundadora de BigGreenPurse.com y autora de Big Green Purse: Use Your Spending Power to Create a Cleaner, Greener World, explica que una buena forma de conservar los recursos claves es usar estos enseres menos, reduciendo el número de lavados y secando la ropa al aire libre o en tendederos interiores.

MacEachern indica: “Usted probablemente puede lavar artículos como sudaderas y mahones con menos frecuencia sin muchas consecuencias y la única energía que requieren los tendederos es la del sol”. Además, asegúrese de que lo que echa en la lavadora o secadora junto con lo ropa no sea algo tóxico, si no su ropa tendrá residuos químicos que estarán cerca de su piel todo el día, advierte MacEachern.

Use agua fría. En promedio, la lavadora de ropa consume el 10 por ciento de la energía; el otro 90 por ciento se va en calentar el agua. En una casa típica de los Estados Unidos se usa la lavadora aproximadamente 400 veces al año, lo que significa que mucha energía se desperdicia calentando el agua. Para eliminar la grasa o las manchas difíciles, puede que sea necesario usar agua caliente, pero para todo lo demás use agua fría con un detergente ecoamigable. 

Instale un tendedero de ropa. Usar la secadora por solo 40 minutos puede consumir la energía equivalente a dejar una bombilla fluorescente compacta de 15 vatios encendida por una semana. Secar la ropa al aire libre puede ahorrarle aproximadamente $100 al año en su factura de electricidad. El sol también desinfecta, lo que significa un beneficio adicional.

Remplace los equipos viejos. Una lavadora o secadora que tenga más de 10 años tiene costos escondidos. EnergyStar.gov indica que una máquina vieja usa más energía y cuesta 10 a 75 por ciento más operarla que un equipo nuevo de alta eficiencia.

Seleccione detergentes de ropa ecoamigables. Los productos convencionales para lavar la ropa contienen químicos que pueden representar un problema para nosotros y crear un caos en los ecosistemas marinos. Busque marcas que usen agua fría y que no contienen ni fragancias ni fosfatos.

Cambie a detergentes concentrados. Los detergentes concentrados reducen los gastos de transporte, significan menos desperdicio y se traducen en más valor.

Elimine la estática de la ropa sin tener que usar las toallitas para la secadora. Nunca seque la ropa en exceso y siempre seque las fibras naturales y las sintéticas por separado.

Baño

El cuarto más pequeño de la casa es el lugar del hogar con el mayor impacto en el ambiente. En promedio, en un hogar estadounidense que no tenga el ambiente en mente se desperdician aproximadamente 38,000 galones de agua al año. “Junto con esa agua que se va por el sumidero o el inodoro”, indica MacEachern, “muchos productos para el cuidado personal y para el aseo personal también van a parar a los abastos locales de agua natural, lo que afecta la calidad del agua y la vida de las aves, los sapos y los peces”.

Sara Snow, presentadora de televisión y autora del libro Sara Snow's Fresh Living: The Essential Room-by-Room Guide to a Greener, Healthier Family and Home, advierte contra los productos de cuidado personal de la piel con ingredientes químicos cuestionables. “Un gran por ciento de estos ingredientes pasan directamente al torrente sanguíneo, así que concéntrese en aquellos que no son nocivos y que son beneficiosos para nuestro cuerpo, como productos botánicos para nutrir y sanar la piel”.

Reduzca el flujo. Las duchas extra eficientes usan tan poco como 1 galón por minuto (gpm); los tipos que incorporan aireadores al chorro de agua mejoran la presión del agua, lo que le permite bañarse cómodamente, pero usando la mitad del agua que usaría con las duchas de bajo flujo. En el fregadero, los aireadores deben ofrecer un flujo de medio a 1 gpm, suficiente presión para cepillarse los dientes y lavarse las manos.

Puede encontrar más ideas en el artículo “Spring Green Rehab,” en Natural Awakenings


Baje la cadena del inodoro de forma responsable. Según la Agencia de Protección Ambiental  (EPA, por sus siglas en inglés), el inodoro es responsable del 27 por ciento del agua que se usa en el hogar. Remplace los inodoros viejos (antes de 1994) con modelos nuevos de alta eficiencia para ahorrar de dos a seis galones de agua cada vez que baja la cadena.

Caliente el agua de forma inteligente. Un calentador de línea suple agua caliente de inmediato solo según sea necesario. O, instale un reloj a su calentador de agua tradicional para calentar el agua solo durante algunas horas al día como máximo.

Evite las cortinas plásticas de baño. El cloruro de polivinilo (PVC, por sus siglas en inglés) se conoce como “el plástico venenoso” por el ciclo de vida tan tóxico que tiene, que incluye la liberación de dioxinas en el aire y el agua. Estos agentes químicos tóxicos perduran en los ecosistemas y pueden causar cáncer. 

Las cortinas de baño de PVC también son un producto de corta duración que no puede ser reciclado, así que cambie a las alternativas que no contienen PVC. El cáñamo orgánico es la alternativa de cortina de baño ecoamigable por excelencia.

Elimine los productos antibacterianos. El triclosán es un agente antibacteriano muy conocido que se encuentra en muchos limpiadores para uso en el hogar, jabones de baño, cosméticos e, incluso, la pasta de dientes. También es un plaguicida registrado y probablemente un carcinógeno humano que está apareciendo en el ambiente y la orina de los niños. La Clínica Mayo sugiere que el triclosán puede contribuir al desarrollo de gérmenes resistentes a antibióticos y afectar el sistema inmunitario, lo que nos hace más susceptibles a las bacterias.

Instale un filtro en la ducha para eliminar el cloro. El cloro, que se asocia cada vez más con algunos tipos de cáncer, se usa para desinfectar los abastos de agua. Las personas absorben más cloro a través de la piel al inhalarlo, al bañarse o ducharse, que al tomar agua.

Use productos de papel que sean reciclados o sin blanquear. Usar papel de baño reciclado ayuda a cerrar el círculo en todo el papel que reciclamos. La variedad sin blanquear mantiene los subproductos de cloro, como las dioxinas, fuera del ambiente.

Elimine los malos olores en lugar de enmascararlos. En un estudio de la Universidad de California, los ambientadores químicos tienen concentraciones más altas de compuestos orgánicos volátiles (VOC, por sus siglas en inglés) que cualquier otro producto de limpieza del hogar. La exposición de largo plazo a algunos VOC se ha asociado con efectos adversos en la salud.

Esta lista de cotejo de Natural Awakenings sugiere medidas viables para hacer cualquier hogar más sano, seguro y agradable. Comience a marcarlos hoy y empiece a reducir la huella ecológica de su familia de inmediato.


Crissy Trask es la fundadora de GreenMatters.com y autora del éxito en ventas, It’s Easy Being Green: A Handbook for Earth-Friendly Living. Déle seguimiento en Twitter @greenmatters.

 

Lista de cotejo para áreas misceláneas 

Las cocinas, los baños y la lavandería son los cuartos que requieren más atención cuando queremos hacer de nuestro hogar un lugar más verde, pero, ¿y esas áreas misceláneas?  Los áticos, garajes, armarios y vestíbulos pueden ser pasados por alto, aunque también se beneficiarían de ser más verdes. A continuación algunas sugerencias para esas áreas misceláneas. 

Garaje

  • Elimine los pesos adicionales de su automóvil y mantenga las gomas con la presión de aire correcta para mejorar el millaje hasta en un 5 por ciento.
  • Remplace el líquido del limpiaparabrisas con una solución casera que puede obtener al mezclar siete tazas de agua destilada, media taza de alcohol isopropilo y media cucharadita de líquido ecoamigable para lavar platos. Deseche el líquido del limpiaparabrisas en un envase bien rotulado en un centro para desperdicios peligrosos.
  • Use una escoba en lugar de la manguera para economizar agua. 

Ático

  • Instale un abanico para extraer el aire caliente del ático y mantener los cuartos que están debajo más frescos.
  • Coloque una barrera reflectante de calor en el ático para reflejar el calor antes de que tenga la oportunidad de entrar.  
  • Si la parte superior de las viguetas sobre el aislamiento están expuestas, EnergyStar.gov recomienda añadir más aislamiento hasta que no se vean.

Vestíbulo

  • Deje los zapatos, junto con los alergenos y el polvo, en la entrada de la casa para un hogar más saludable. 
  • Reduzca el número de correspondencia no deseada optando por catálogos, ofertas con tarjetas de crédito y seguro y hágase socio de Direct Marketing Association en CatalogChoice.org, OptOutPrescreen.com y DMAChoice.org, respectivamente.
  • Los felpudos hechos de botellas plásticas recicladas de soda evitan que millones de botellas plásticas vayan a parar en los vertederos. 

Armario

Organícese con tablilleros y contenedores hechos de plástico reciclado, madera recuperada, rescatada y restaurada, planchas a base de plantas sin formaldehído o madera con certificación del Forest Stewardship Council.

  • Compre ropa y accesorios usados en boutiques y tiendas locales de artículos de segunda mano o en un centro local de intercambio.
  • Compre un par de zapatos veganos o ecoamigables; hay muchos más zapatos disponibles que solo sandalias de cáñamo.  


Fuentes: U.S. Environmental Protection Agency, Sierra Club, Clínica Mayo, chej.org, DrClaudiaMiller.com, DrWeil.com, ftc.gov, EnergyStar.gov.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags