Meditar levanta el espíritu más que las vacaciones




PopTika/Shutterstock.com

Los científicos de la Universidad de California en San Francisco y la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, probaron el efecto de las vacaciones y la meditación en los genes de 64 mujeres entre las edades de 30 y 60 que eran nuevas en la meditación. Todas pasaron seis días en el mismo resort en California. La mitad participó en un programa de meditación que incluía yoga, ejercicios de autoreflexión y meditación con mantras; la otra mitad no participó en la meditación en el mismo lugar. Los investigadores también estudiaron a un grupo de 30 meditadoras experimentadas que ya participaban en el programa de meditación del resort.

Los exámenes de las muestras de sangre y las encuestas de todas las 94 mujeres fueron llevadas a cabo en intervalos: una vez antes de la estadía, una vez luego de la llegada, una tercera un mes post vacaciones y 10 meses luego de viaje.  Todas las mujeres mostraron cambios significativos en su patrón de red molecular después de los seis días, con los cambios genéticos más sustanciales relacionados con la función inmune y la respuesta al estrés.

Un mes después de la experiencia del resort, todos los grupos continuaron mostrando mejoras. Sin embargo, las meditadoras novatas mostraron menos síntomas de depresión y estrés durante un período significativamente más largo que las mujeres que no participaron en el ejercicio de meditación.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags