Hora del té

Se necesita científicos ciudadanos para un experimento de almacenamiento de carbono




RZhay/Shutterstock.com

Los científicos australianos han lanzado un proyecto para enterrar cientos de miles de bolsitas de té en los humedales alrededor del mundo para ver cuán eficientes son en capturar y almacenar el dióxido de carbono. Ya más 500 científicos ciudadanos están involucrados en cada continente con excepción de la Antártida. Las bolsistas serán monitoreadas por un periodo de tres años y luego desenterradas y medidas en intervalos de tres meses, seis meses y cada año luego de eso.

Los humedales son importantes para la captura y almacenamiento, un proceso conocido como secuestro del carbono, que contiene hasta 50 veces más carbono que un área comparable en una selva tropical; algunos son mejores que otros. Hay cientos de miles de humedales en todo el mundo y una técnica estandarizada para monitorear los sumideros de carbono es necesarios para una comparación precisa, aunque los dispositivos de monitoreo pueden ser de una instalación muy costosa.

La descomposición rápida del interior de la bolsita de té significa que más carbono se está liberando hacia la atmósfera, mientras que una tasa menor significa que el suelo lo está reteniendo. Una vez los investigadores pueden establecer cuáles humedales están secuestrando el carbono de manera efectiva, el trabajo de comenzar con la restauración y protección de los mismos.


Los voluntarios que contacten a BlueCarbonLab.org recibirán un kit con bolsitas de té e información de cómo enterrarlas.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags