Llamado mundial a protegerse contra la radiación del Wi-Fi




En mayo, 190 científicos de 39 naciones hicieron un llamamiento a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para “ejercer un fuerte liderazgo en elaborar unas guías para tener mayor protección contra los campos electromagnéticos…” La carta fue desarrollada por un comité que incluyó a profesores de las Universidades de Columbia, Trent, Washington y la de California en Berkeley. Luego fue firmada por una gran cantidad de profesores universitarios e investigadores de todo el mundo.

La directriz citó varios estudios claves que han demostrado que la radiación de campos electromagnéticos—incluso una radiación de baja frecuencia—es una posible causa de cáncer. La OMS adoptó la clasificación para radiación electromagnética de extremada baja frecuencia en el 2002 y en el 2011 la clasificación de radiación de radiofrecuencia (RF) como “posible cancerígeno en humanos”—una clasificación de salud del Grupo 2B.

La carta señala que si bien la OMS ha aceptado estas clasificaciones, no ha habido guías y estándares creados por la agencia o en conjunto con otras agencias. Se recomienda una convocatoria del Programa Ambiental de las Naciones Unidas y la financiación de un comité independiente para explorar las formas prácticas de regular la expansión generalizada y sin control de las tecnologías inalámbricas en todo nuestro entorno. La apelación también pide la protección específicamente de los niños y las mujeres embarazadas y el fortalecimiento de las regulaciones para los fabricantes de tecnologías.

Berkeley, California, sentó un precedente el 12 de mayo al reconocer el riesgo a la salud que tiene la radiación de la radiofrecuencia y adoptar la Ordenanza del Derecho a Saber que requiere a los vendedores de equipos electrónicos advertir a los clientes sobre el potencial de riesgo a la salud asociado con ello. Lee como sigue: “Si usted lleva o carga su celular en el pantalón o bolsillo de la camisa o pinchado con el sostén cuando el teléfono está prendido o conectado a una red inalámbrica, podría estar excediendo las guías federales de exposición a la radiación RF”. La ordenanza requiere que el aviso sea desplegado en las tiendas que venden teléfonos móviles.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags