Una vida familiar difícil vinculada al cromosoma del envejecimiento




Cuando los investigadores de la Universidad de Princeton analizaron los datos de una muestra representativa de 40 niños afroamericanos matriculados en el “Fragile Families and Child Wellbeing Study”, el que dio seguimiento a niños nacidos en ciudades grandes de los Estados Unidos entre los años 1998 a 2000, determinaron que aquellos que vivieron hasta los nueve años con familias menos estables, como padres con múltiples parejas y estilos de crianza fuertes y hostiles, tuvieron una probabilidad mayor de tener telómeros más cortos en comparación con otros niños. Los telómeros son, en promedio, 40 por ciento más largos entre los niños con familias estables.

Los telómeros son segmentos del ADN que están localizados al final de un cromosoma para proteger ambos extremos de deterioro o fusión con cromosomas vecinos. Los telómeros cortos pueden reducir la expectativa de vida al limitar el número de veces que nuestras células pueden dividirse; los científicos están descubriendo que los ambientes de vida de la persona pueden conducir a la condición.

Usando los datos de un conjunto amplio (grupo de edad) del Estudio de Depresión y Ansiedad de los Países Bajos, otro grupo de investigadores de la Universidad de Vrije, en Amsterdam, encontró una medida más corta en los telómeros entre aquellos con altos marcadores del estrés; la medida más corta fue también asociada con el envejecimiento aproximadamente 10 años más rápido. Además, los científicos observaron lo mismo en personas con síntomas depresivos que duraron más de cuatro años; la longitud más corta se correlaciona tanto con depresión más severa y más larga.

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags