Sea feliz ahora

Formas sencillas para levantar rápidamente el espíritu



El cantante y compositor Pharrell Williams, cuya contagiosa canción exitosa, Happy, ha extendido por todo el mundo la alegría, parece conocer el secreto de la felicidad. Más de 1,500 personas de más de 140 países han publicado sus propios vídeos alegres en WeAreHappyFrom.com, inspirados por el vídeo que fue filmado durante el transcurso de un día y en el que aparecen residentes de Los Ángeles de todas las procedencias, bailando y sincronizando los labios con la melodía.

¿Puede la felicidad estar tan cerca como el chasquido de los dedos? Depende de nuestra unidad de medida—un momento versus una vida. La investigación de autoridades, como el psicólogo Martin Seligman, Ph.D., director del Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pennsylvania, sugiere que varios ingredientes básicos son claves para una felicidad a largo plazo, incluidos un sentido de propósito, participación plena en actividades, relaciones de calidad y objetivos alcanzables. En última instancia, la felicidad es un estado subjetivo, medido solo por la percepción personal.

Aún así, de acuerdo a Jonathan Robinson, autor del libro Find Happiness Now: 50 Shortcuts for Bringing More Love, Balance, and Joy Into Your Life, hay cosas rápidas y sencillas que podemos hacer para cambiar nuestro estado de ánimo rápidamente. “En términos generales, los atajos para llegar a la felicidad caen en dos categorías—aquellos que pueden ayudar a soltar las emociones negativas y los que ayudan a sintonizar o expandir nuestros sentimientos positivos”, dice Robinson. “Al final, el resultado es el mismo.”

Practique la gratitud. Cuando los agravios del día parezcan excesivos, podemos reenfocarlos al contar nuestras bendiciones mentalmente o escribirlas en un diario. Revise el día concentrándose en todo lo que salió bien. “Pronto comenzará a ver que todo es un regalo”, menciona Robinson.

Separe tiempo. Tómese unos minutos al comienzo de cada semana para sacar un poco de tiempo para actividades felices cada día.

Reciproque. No necesita mucho tiempo para hacerle el día a alguien, dice Robinson. Hágale un cumplido o regale un trozo de chocolate a alguien y mire cómo su actitud cambia instantáneamente y a su vez le devuelve ese mismo espíritu a usted.

Cante. El pequeño y sencillo secreto de Williams: mover nuestros cuerpos y hacer vibrar nuestras cuerdas vocales ayuda a sacudir nuestros esquemas mentales. “Es muy difícil sentirse mal cuando uno canta. Es una selección: puede mantenerse molesto por horas o cantar por 15 segundos”, observa Robinson.

No subestime el poder de un arranque sencillo de felicidad. La investigación de la Universidad de Arizona muestra que tan solo una sonrisa forzada no solo libera neuropéptidos que combaten el estrés y serotonina que sube el ánimo, sino que activa una reacción en cadena de felicidad alrededor de nosotros.


Comuníquese con la escritora independiente April Thompson en AprilWrites.com.

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags