Escuelas diferentes

Innovadores iluminan caminos creativos



Montessori

A la edad de tres años, los niños en la Baltimore Montessori Public Charter School, en Maryland, están ganando habilidades motoras y destrezas en principios de matemáticas; además de apreciación por los alimentos saludables, en maneras innovadoras y únicas. “Los niños despliegan una alfombrilla larga que contiene 1,000 cuentas que usan para aprender a contar por dos, cuatro y diez”, dice Jenny Smolen, coordinadora de desarrollo y escritora de subvenciones para la escuela. “Cuando es tiempo para la multiplicación y división, ellos están preparados.”

La escuela está localizada en un desierto de alimentos—los alimentos no elaborados y frescos no están fácilmente disponibles—entonces los niños plantan las semillas en tiestos hasta que es tiempo de trasplantarlas al huerto. “Antes del programa de la semilla a la mesa, los niños no sabían cómo era el sabor de la comida fresca. Ahora cuando llegan a la casa, piden vegetales para la cena”, dice Smolen.

La escuela tiene seis gallinas y un suplido de huevos frescos. Dos colmenas de abejas produjeron  100 libras de miel el año pasado, las que vendieron para recaudar fondos. La escuela es gratuita para estudiantes de la ciudad de Baltimore y se escogen por lotería. En la actualidad, atiende 330 niños de diferentes trasfondos desde las edades de tres a 13 años, con 1,000 nombres en una lista de espera.

Waldorf

Jocelyn Miller, exalumna de Waldorf School, contadora en Matter Communications, conduce 45 minutos desde Newburyport, Massachusetts, para llevar a sus tres niños a The Waldorf School at Moraine Farms, en Beverly. “En días de mal tiempo, me pregunto por qué conduzco tanto, pero nos sonreímos cuando llegamos y vemos que vale la pena”, dice ella. Allí, sus hijos pasan tiempo al aire libre sin importar el clima. En el interior, dibujan ilustraciones para reforzar las lecciones de historia y geografía.

Los maestros, los estudiantes y los padres en Weinacker’s Montessori School, en Mobile, Alabama, aplican un registro de metas y trabajo diario/semanal/anual para dar seguimiento al progreso. Todo puede ser ajustado según los niños descubren nuevos temas que les interesa aprender más.


Los estudiantes de segundo grado trabajan en bloques de tres horas, en lugar de los tradicionales 45 minutos. Recientemente, los de quinto grado pasaron tres semanas estudiando mitología griega. Los estudiantes más grandes tocan en una orquesta y aprenden alemán y español. También tejen. El manual de destrezas manuales ayuda a los niños a aprender a planificar, corregir errores, ser creativos, visualizar el producto final y crear de forma consciente algo que sea útil o decorativo.

Los estudiantes de escuela intermedia y superior en la Waldorf School of Garden City, en Nueva York, participan universalmente en deportes de temporada—béisbol, softball, baloncesto y fútbol. El énfasis en los valores del trabajo en equipo y la camaradería complementan el desarrollo de destrezas. La política de la escuela es: “No tienes que ser una superestrella para obtener tiempo de juego”, al señalar que la calidad de los equipos atléticos es consecuentemente fuerte.

La escuela también reverdece la ciudad con un programa horticultural que cultiva completamente un cuarto de acre. Su cosecha constante de frutas, vegetales, hierbas y granos incluye: lechuga, habichuelas, espinaca, brócoli, col rizada, orégano, tomillo, romero, fresas, moras y frambuesas. Un nuevo invernadero mantiene el cultivo a través de los meses de invierno.

A los estudiantes del Conservatory Prep High School en Davie, Florida, se les pidió la tarea de buscar una manera de caminar sobre el agua con el fin de explorar los principios de la flotación y flotabilidad. Luego de investigar y experimentar con una serie de materiales, analizaron qué salió mal, trabajaron para arreglarlo y entonces volvieron a tratar. “Hicimos la prueba en nuestra piscina”, dice Wendy Weiner, Ed.D., fundadora y principal de la escuela, una exalumna de Waldorf. “Vimos algunos resultados bastante ingeniosos, pero al final ellos inventaron un par de zapatos que funcionó. Claro está, eran unos zapatos bastante grandes.” 

Enseñanza en el hogar

La educación en el hogar es otra opción. Los padres no necesitan saber todo sobre un tema con organizaciones como la Academia Bridgeway y su currículo. Esta institución de Lehigh Valley, Pennsylvania, provee acceso fácil a herramientas y apoyo para familias en todo el país. “Somos proveedores desde kindergarten hasta grado doce”, dice Jessica Parnell, presidenta académica. “Los maestros en un ambiente escolar tienen que enseñar temas estandarizados, en modos particulares, a toda una clase. Nosotros usamos el aprendizaje personalizado para inspirar y motivar a los niños de manera individual. Ayudamos a los padres a descubrir los estilos de aprendizaje de sus hijos, su personalidad y el ambiente de aprendizaje ideal.”

Los niños en la Montessori School of Waukesha, en Wisconsin, aprenden a hilvanar; pintar y pegar recortes de papel; coser o bordar utilizando un agarre con tres dedos. Esto fortalece los músculos que necesitarán más tarde para practicar las destrezas de escritura.


Los materiales que se proveen son las guías para el instructor, páginas amigables en la web, juegos interactivos y otras actividades. “Les da a los niños la libertad de explorar, aprender y descubrir”, añade Parnell. “Así es como se cultiva un aprendiz de por vida.”

No escuela (‘Un-Schooling’)

Este es otro enfoque pionero, un método parecido a la enseñanza en el hogar en el que los niños buscan áreas que les interesen, comen alimentos que disfrutan, descansan cuando lo necesitan, escogen sus amigos de todas las edades o ninguno y participan en su mundo en formas únicas, poderosas y autodirigidas. Suzanne Strisower, coach de vida y profesional en Oroville, California, ha escrito un programa principal, un currículo con base en estándares para estos estudiantes. “Es un programa de un año para edades de 15 en adelante, y diseñado para permitir al estudiante darse cuenta de su trayectoria profesional y propósito en la vida”, dice ella.

Tutoriales en línea

“También hay una explosión de aprendizaje en línea”, observa Bob Bowdon, director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Choice Media, un servicio de noticias sobre educación en  ChoiceMedia.tv producido en la ciudad de Nueva York. Los niños en las escuelas de algunos estados pueden optar por salirse de una clase en la escuela si sienten que el estilo de enseñanza los está atrasando, en cambio, pueden tomar cursos en línea con los maestros disponibles en un escenario escolar virtual.

El programa Education’s Jump Start del Departamento de Luisiana se asocia con las escuelas secundarias y las compañías locales para ofrecer a los estudiantes un día de pasantía a la semana como aprendiz en el comercio. “Es un entrenamiento práctico de trabajo en el mundo real”, dice Bowdon.

Gracias  a estos tipos de enfoques innovadores en currículos y tecnología escolar, los padres y los niños tienen más opciones que nunca antes para aprender. En lugar de memorizar información hasta el próximo examen y luego olvidarlo, hay más aprendizaje, es personalizado y práctico porque los niños que aprenden haciendo, recuerdan.


Conéctese con Sandra Murphy en StLouisFreelanceWriter@mindspring.com.

 

Escuelas sobresalientes ayudan a brillar a niños de escasos recursos

Las estudiantes de la ciudad de NuevaYork que participan en The Young Women’s Leadership de la Escuela de East Harlem están motivadas a pensar sobre dónde, no si lo harán, asistir a la universidad. Las primeras tres clases graduandas alcanzaron un 100 por ciento de admitidas a universidades con la ayuda del Young Women’s Leadership College Bound Initiative, que auspició un consejero a tiempo completo para ayudar en varias escuelas secundarias públicas de la ciudad. La mayoría de las estudiantes son las primeras en sus familias que asisten a la universidad.

La Harlem Village Academy Charter School, en Manhattan, ocupa el lugar más alto de todas las escuelas públicas secundarias, no selectivas en la ciudad de Nueva York en términos de matrícula. Debido a que muchos niños entran a quinto grado con una capacidad de lectura de primer grado, típicamente reciben instrucción extracurricular con base en fonética, asisten a un club de tareas en el hogar y tienen acceso a tutores externos. Por lo general, la ejecutoria mejora a través de la escuela intermedia y 90 por ciento de los estudiantes se quedan en la red de Harlem Village Academies (HVA) hasta escuela superior. La clase de 2012 tuvo un 100 por ciento de tasa de graduandos comparado con el promedio de 60 por ciento de las escuelas superiores de la ciudad. A nivel nacional, solo un ocho por ciento de los estudiantes de bajos recursos económicos se gradúan de la universidad, pero un 88 por ciento de todos los estudiantes de la primera clase graduanda de escuela superior de la HVA que se graduaron en 2011 permanecen matriculados en clases universitarias.

 

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags