Daño arterial en niños vinculado a padres fumadores




Los investigadores de la Universidad de Tasmania, en Australia, encontraron que los niños expuestos al humo de segunda mano de sus padres probablemente tendrán más tarde en su vida arterias carótidas anormalmente engrosadas. El hallazgo, publicado en el European Heart Journal, dio seguimiento a 3,776 niños que participaron en el Cardiovascular Risk in Young Finns Study y en el Childhood Determinants of Adult Health Study.

Los niños fueron divididos en grupos de acuerdo a si ninguno de los padres fumaba, un padre fumaba o ambos fumaban. Los resultados de los cuestionarios fueron combinados con pruebas de ultrasonido para correlacionar la exposición durante la niñez con la salud de las arterias carótidas, y los investigadores concluyeron que los efectos pueden permear incluso 25 años después.

Aquellos expuestos a dos padres fumadores cuando eran niños tienen significativamente mayor grosor de la arteria carótida interna que los niños con padres no fumadores. Sus arterias también mostraron signos de envejecimiento prematuro por más de tres años comparado con los niños de los no fumadores. Los investigadores dijeron: “Debe haber esfuerzos continuos para reducir el uso de cigarrillo entre los adultos para proteger a las personas jóvenes y reducir la carga de enfermedad cardiovascular entre la población”.

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags