Viviendo sin cáncer

Un nuevo amanecer de terapias naturales efectivas contra el cáncer



Susan Silberstein lleva su mensaje sobre la prevención y las recurrencias del cáncer a escuelas de medicina y enfermería, programas de educación continuada de enfermería oncológica y universidades desde la sede de su BeatCancer.org en Richboro, Pensilvania. La organización sin fines de lucro provee educación basada en la investigación y orientación sobre cómo prevenir, lidiar y vencer el cáncer a través de enfoques holísticos para fortalecer el sistema inmunitario.  Desde 1977, ha ayudado a aproximadamente 30,000 pacientes de cáncer y a más de 50,000 personas que andan en busca de cómo prevenirlo.  

“La detección temprana es mejor que la detección tardía, pero no es prevención”, señala Silberstein, quien enseñó sobre psicología de la salud y enfermedades en la Universidad   Immaculata en Pensilvania. “Nuestro enfoque es fortalecer a los pacientes al minimizar los efectos secundarios, mejorar la función del sistema inmunitario, mejorar el estado nutricional y atender las razones de la enfermedad en primer lugar.”  

“La medicina convencional nunca ha atendido la causa, que es un proceso que necesita ser entendido a fin de que la persona pueda evitarlo”, elabora el científico educado en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, Raymond Francis, autor de Never Fear Cancer Again: How to Prevent and Reverse Cancer. A base de su experiencia como sobreviviente de cáncer y la investigación sobre bioquímica celular y biología molecular, él concluye que la enfermedad es un proceso biológico que afecta todo el cuerpo, algo que no puede ser extirpado, matado o envenenado.

“Lo primordial para la sanación y la prevención es eliminar las cosas que fomentan el crecimiento de las células cancerosas, como el azúcar, las toxinas, los metales pesados, los alimentos procesados que carecen de nutrientes y el ambiente ácido del cuerpo”, indica Francis.  “El ejercicio regular, las multivitaminas de alta calidad y la desintoxicación son igual de importantes para restablecer el terreno biológico del cuerpo.”

La doctora en naturopatía, Judy Seeger, fundadora de CancerCleanseCamp.com y anfitriona del programa CancerAnswers.TV y Cancer Winner Radio, recomienda tanto un régimen regular de desintoxicación como un plan nutricional continuo saludable para ayudar a mantener un entorno alcalino sanador. Aunque esto ayuda a limpiar el cuerpo de las toxinas ambientales, también hay que lidiar con las emociones tóxicas y el estrés que producen acidez, debilitan el sistema inmunitario y crean un ambiente propicio para que el cáncer se propague.

Los expertos generalmente están de acuerdo sobre unas medidas básicas preventivas y lógicas que incluyen dietas a base de plantas y bajas en grasa, hacer ejercicios aeróbicos, de flexibilidad y resistencia, mantener hábitos saludables de sueño y realizar actividades para reducir el estrés.   “Estos son los ingredientes básicos para mantener una buena salud y pueden ser cruciales a la hora de mejorar la salud de una persona con cáncer”, explica el Dr. Keith Block, el “padre de la oncología integral”.

Bioquímica nutritiva

Miles de pacientes de cáncer han sobrevivido a su “fecha de expiración médica”, mediante tratamientos y enfoques alternativos no tóxicos, muchos de los cuales están documentados en el libro Outsmart Your Cancer, por Tanya Harter Pierce.

Lou Dina, sobreviviente de cáncer que, al igual que Francis, experimentó una travesía de investigación exhaustiva, se convirtió en defensor del paciente y escribió el libro Cancer: A Rational Approach to Long-Term Recovery. Dina es conferenciante en convenciones auspiciadas por la Fundación de Tratamiento Alternativo contra el Cáncer (FACT, por sus siglas en inglés) establecida en 1971 por Ruth Sackman. También aparece con otros sobrevivientes en el documental de la FACT basado en el libro de Sackman, Rethinking Cancer: Non Traditional Approaches to the Theories, Treatments and Prevention of Cancer.

A base de décadas de descubrimientos realizados por médicos internacionales, la FACT educa a los médicos y a los pacientes para que vean las enfermedades crónicas degenerativas como un mal funcionamiento sistémico causado por fallas en el equilibrio de la química del cuerpo sujetas a reparación biológica. No importa cómo se manifiesten, son vistas como corregibles y controlables a través de un programa individualizado que incluye una dieta balanceada de alimentos integrales y orgánicos no procesados –impulsados por la terapia Gerson que inunda el cuerpo con nutrientes cultivados de forma orgánica– suplementación y desintoxicación. Otras medidas claves incluyen terapia de temperatura corporal, terapias celulares y de células madre y el uso de productos botánicos.  

“Los nutrientes en los alimentos tienen un impacto directo en los mecanismos mediante los cuales las células cancerosas crecen y se propagan”, explica Block. “También afectan indirectamente el cáncer al cambiar las condiciones bioquímicas circundantes que promueven o inhiben el progreso de enfermedades malignas. Por eso atacar solo los tumores no es suficiente para erradicar el cáncer. Las terapias convencionales contra el cáncer casi inevitablemente dejan atrás un número mínimo de células malignas. Su terreno bioquímico interno desempeña una función esencial en determinar si volverá a aparecer un tumor después del tratamiento, si se desarrollará metástasis en lugares distantes o si permanecerá donde está sin representar una amenaza.”

Block indica que una bioquímica saludable puede ayudar a prevenir las complicaciones desagradables y potencialmente mortales. Un terreno bioquímico anticáncer incluso mejorará la calidad general de vida de un paciente. En el Block Center, se realizan evaluaciones detalladas para identificar los trastornos mediante seis características fundamentales del terreno bioquímico del paciente: oxidación, inflamación, inmunidad, coagulación de la sangre, glucemia y química del estrés. El cáncer prospera cuando hay trastornos en el terreno, lo que también puede afectar el tratamiento.

Enfoque en los alimentos de alto impacto

Kathy Bero, fundadora de NuGenesis Inc., en Stone Bank, Wisconsin, pregunta: “¿Cuántas vidas más podrían salvarse si los médicos recetaran una dieta basada principalmente en alimentos a base de plantas inhibidores de angiogénesis para todos los pacientes de cáncer?”

La angiogénesis es el desarrollo de vasos sanguíneos nuevos. El cáncer hace que el cuerpo se convierta en su propio enemigo al apropiarse del proceso de angiogénesis y mantenerlo permanentemente activo para de esa forma garantizar que las células cancerosas reciban un suministro continuo y dedicado de sangre. “Para prevenir el cáncer de forma efectiva, es necesario controlar la inflamación y la angiogénesis antes de que el tumor se arraigue”, recomienda Bero.

Bero ha vencido personalmente dos formas agresivas no relacionadas de cáncer y lo atribuye a los alimentos inhibidores de angiogénesis, bajo investigación clínica en el Colegio Médico de Wisconsin, en Milwaukee y la Universidad de Wisconsin-Waukesha. Los ejemplos incluyen té verde, fresas, zarzamoras, frambuesa, arándanos, manzanas, toronjas, limones, tomates, canela, kale, aceite de semilla de uva y granada.

“Cuando se trata del riesgo de cáncer de por vida que todos tenemos, selecciones saludables de dieta y estilo de vida pueden hacer la diferencia.”
~ Susan Silberstein, Ph.D., fundadora y presidenta del Center for Advancement in Cancer Education


“Estos alimentos también desempeñaron una función importante en fortalecer mi sistema inmunitario y restablecer mi salud general, que estaba radicalmente afectada por múltiples ciclos de quimioterapia y radiación.”  

Fomente los poderes de recuperación

Patrick Quillin, Ph.D., ex vicepresidente de nutrición para una red nacional de hospitales de cáncer y autor de The Wisdom and Healing Power of Whole Foods y Beating Cancer with Nutrition, recomienda un ataque en tres frentes. “El cáncer requiere un enfoque triple para crear una respuesta sinérgica. Hay que formar un equipo para reducir la carga del tumor sin hacerle daño al paciente, volver a convertir el tejido canceroso en tejido normal saludable y nutrir los poderes de recuperación del paciente. Estas tres cosas son mucho mejor que cualquier otro enfoque”, señala Quillin.

Él mantiene que las intervenciones médicas moderadas y la nutrición adecuada más los enfoques naturopáticos pueden fortalecer los mecanismos de defensa natural no específicos del cuerpo para revertir la causa subyacente de la enfermedad. “La nutrición y los tratamientos tradicionales contra el cáncer son sinérgicos, no antagónicos, como muchos oncólogos creen”, indica Quillin.

Glenn Sabin, fundador de FON Therapeutics, también sugiere que los estudios de intervenciones múltiples basados en resultados, similares al enfoque del Dr. Dean Ornish hacia el cáncer de próstata, podrían beneficiar grandemente la oncología convencional. Sabin narra sobre su remisión de leucemia avanzada documentada por la Escuela de Medicina de Harvard en su próximo libro, N-of-1: How One Man’s Triumph Over Terminal Cancer is Changing the Medical Establishment.

Sabin recurrió a la nutrición terapéutica, los nutracéuticos, la reducción del estrés y el ejercicio para convertirse en un sobreviviente durante 22 años sin necesidad de terapias convencionales.   También recalca la importancia de los aspectos psicológicos y psicosociales de sanación a los pacientes de cáncer que orienta. “Si no tiene la mente puesta en el método, es difícil hacer que otra cosa funcione para usted”, aconseja Sabin.

Entendiendo la conexión

Silberstein y otros médicos principales, incluido el Dr. Tien-Sheng Hsu, psiquiatra chino y autor de Secret to Healing Cancer; Dr. Jingduan Yang, un médico certificado por la junta de psiquiatría y fundador y director médico del Tao Institute of Mind & Body Medicine y Seeger, creen que la mente y el espíritu desempeñan una función importante en el proceso de sanación.

“El cáncer empieza en el espíritu y termina en el cuerpo, por eso recomiendo a cualquier persona diagnosticada con cáncer que lea el Cancer Report”, indica Silberstein. El Cancer Report, escrito por John R. Voell y Cynthia A. Chatfield, habla sobre la psiconeuroinmunología y la poderosa función que la mente, las emociones y el espíritu desempeñan contribuyendo o resistiendo la enfermedad y la sanación, incluso en los cánceres más terminales.

Yang y Hsu, quienes también usan protocolos de acupuntura, creen que la enfermedad es un reflejo de los problemas internos que afectan el sistema inmunitario, el cual por naturaleza es muy potente. “El cáncer es un síntoma que lleva un mensaje: Necesita cuidar mejor de usted mismo, en términos emocionales, químicos, físicos y espirituales”, explica Yang. Como miembro de la facultad del Centro para Medicina Integral de la Universidad de Arizona, Yang ve de primera mano cuán pocos pacientes entienden que el trauma de un diagnóstico y su tratamiento puede reactivar traumas pasados, asuntos sin resolver, bloqueos y emociones reprimidas. Tanto él como Hsu ofrecen intervenciones para la mente, el cuerpo y el espíritu a fin de ayudar a los pacientes a lidiar mejor.

“Hablo con personas que hacen todo lo que deben hacer para mejorar su bioquímica, pero sin una desintoxicación emocional y una conexión espiritual con algo más grande que nosotros, su proceso de sanación tiende a estancarse”, observa Seeger. Sus programas radiales en línea, Cancer Answers TV y The Cancer Winner Show, cuentan con la participación de sobrevivientes de cáncer de largo plazo como el Dr. Carl Helvie, autor de You Can Beat Lung Cancer Using Alternative/Integrative Interventions.

“Todo se reduce al microcosmo de la célula. Si les brindamos a nuestras 73 millones de millones de células todo lo que necesitan, el macrocosmo del cuerpo funcionará correctamente”, explica Francis. Los autores de Cancer Killers, Dr. Charles Majors, Dr. Ben Lerner y Sayer Ji, están de acuerdo. Hasta ahora, atestiguan que la guerra contra el cáncer ha sido casi siempre un ataque a la enfermedad, en lugar de una campaña de prevención inteligente que identifique claramente y combata la forma en la que se desarrolla el cáncer. “La batalla solo puede ganarse si enseñamos  a las personas cómo fortalecer sus respuestas inmunitarias para poder matar las células cancerosas antes de que enfrenten un diagnóstico de cáncer y mostrarles cómo atender agresivamente los agentes hostiles exteriores que tornan las células saludables en células cancerosas.

La estrategia ganadora es naturalmente nutrir el cuerpo –en términos estructurales, químicos, energéticos, emocionales y espirituales, a fin de que el terreno interior se encargue de eliminar las células cancerosas de forma natural y evite su crecimiento.


 Linda Sechrist es escritora sénior del personal de Natural Awakenings. Visite ItsAllAboutWe.com para las entrevistas grabadas. 

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags