Un tributo a la baya de saúco (‘elderberry’) americana




La Sociedad Internacional para la Ciencia de la Horticultura nombró a la baya de saúco la Hierba del Año del 2013 por una buena razón. En junio, se reunieron varios científicos en Columbia, Missouri, para compartir investigación sobre el potencial de esta planta y sus flores, y el potencial de prevenir y tratar enfermedades en el primer Simposio Internacional de la Baya de Saúco.

Por ejemplo, Dennis Lubahn, director del Center for Botanical Interaction Studies, de la Universidad de Missouri, y su equipo están investigando los mecanismos moleculares detrás del legado de la medicina popular; específicamente, cómo las bayas pueden ayudar a prevenir derrames cerebrales, cáncer de próstata e inflamación, a la vez que aumenta la resistencia a enfermedades infecciosas. Los resultados preliminares muestran que solo dos cucharadas de jugo de baya de saúco al día parecen ofrecer protección contra el cáncer de próstata.

Madeleine Mumcuoglu, Ph.D., de la Hebrew University Hadassah Medical Center, en Jerusalén, explica cómo, el aún sin nombre “principio activo” de las bayas, bloquea la entrada de los virus a las células humanas. Ella cree que el extracto tiene un potencial significativo en prevenir y reducir los síntomas de la influenza, incluidas la aviar y la porcina, además del VIH y el virus del herpes simple. La dosis efectiva puede estar tan solo en una cucharada diaria.

Aunque Mumcuoglu cree que el extracto es seguro, ella no lo recomienda para mujeres embarazadas o aquellos con enfermedades autoinmunes, porque es un conocido estimulante del sistema inmunológico. “Puede que sea completamente libre de riesgo”, dice ella. “Sencillamente, todavía no tenemos los datos adecuados para probarlo.”


Para más información, visite MUConf.Missouri.edu/elderberrysymposium.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags