Los antibióticos que nos ofrece la naturaleza

Recupere la salud con menos riesgos



Vivimos en un mundo de microbios: bacterias, virus, hongos y otros patógenos que pueden hacer que nos enfermemos. La mayor parte del tiempo nuestro sistema inmunitario puede combatir los ataques de los microbios, sin embargo, todos hemos experimentado infecciones inquietantes.


 

Cuando el uso se convierte en uno excesivo

En años recientes, la medicina tradicional ha aumentado el uso de antibióticos como un remedio universal contra todo tipo de ataques microbianos, incluso cuando no son efectivos excepto para infecciones bacterianas. Es mejor usarlos de forma selectiva y con mucha precaución y solo cuando no queda más remedio, porque por definición, están “opuestos a la vida”. El peor de los casos es el problema que enfrentamos ahora: el uso excesivo ha creado “superbacterias” que son capaces de multiplicarse sin control, en ocasiones, con desenlaces mortales, aun cuando se tratan con antibióticos que antes funcionaban.

“Los antibióticos son útiles y efectivos cuando se usan adecuadamente para una infección bacteriana como inflamación de la garganta, amigdalitis, infección del tracto urinario, pulmonía bacteriana o una herida que se ha infectado”, explica el Doctor en Naturopatía, Trevor Holly Cates, del Waldorf Astoria Spa, en Park City, Utah. “Pero el uso de los antibióticos ha sido tan excesivo y se han recetado tanto que las bacterias están cambiando para desarrollar resistencia. Esto se ha convertido en un problema significativo de salud pública.”

Los oficiales de la salud pública nacional y mundial han expresado su creciente preocupación sobre los peligros que representan dichas bacterias, como el staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA, por sus siglas en inglés) y enterococo resistente a la vancomicina (VRE, por sus siglas en inglés), que a menudo son transmitidos entre pacientes en el entorno hospitalario, además de un tipo de tuberculosis resistente a múltiples antibióticos.

El problema se agudiza por el uso de antibióticos en la industria de la ganadería para aumentar el crecimiento y la producción. Se han detectado un sinnúmero de superbacterias en la carne roja, la carne de aves y los productos lácteos, según las organizaciones sin fines de lucro Center for Science in the Public Interest y el Environmental Working Group.

Chris Kilham, un “cazador de medicamentos” a nivel mundial y profesor en la Universidad de Massachusetts en Amherst, explica cómo ocurre la transmisión. “Cuando consume carnes de animales criados con métodos convencionales, no recibe los antibióticos, pero sí recibe material genético que se replica por sí solo y transfiere la resistencia a los antibióticos a su cuerpo, lo que puede ser mortal.  

Mejores Alternativas

Afortunadamente, hay muchas sustancias naturales que han probado ser efectivas contra las bacterias, virus, hongos y otros patógenos infecciosos microbianos, sin efectos secundarios peligrosos. A continuación una lista breve:

Propóleo, en ocasiones conocido como “pegamento de abejas”, es producido por las abejas para sellar las colmenas y protegerlas contra las infecciones, es “el antimicrobiano más potente que tenemos en el reino vegetal”, señala Kilham. El reclamo es respaldado por numerosos estudios de instituciones como el Instituto Nacional del Corazón y Pulmón de Inglaterra, la Academia de las Ciencias de Bulgaria y la Universidad Harokopio de Grecia.   

En 2005, un estudio llevado a cabo por la Universidad de Hacettepe, Turquía, demostró que el propóleo mató tanto las bacterias MRSA como las VRE. Otros estudios llevados a cabo por la Universidad de Italia en Milán han demostrado que el propóleo es efectivo para combatir las infecciones del tracto respiratorio superior y las infecciones fúngicas producidas por Candida albicans. El propóleo también está disponible en pastillas.

El Pelargonium sidoides es una opción que Cates favorece para reducir la duración y severidad del catarro y la influenza, incluidos cualquier tos persistente y dolor de garganta. Esta medicina de Sudáfrica también es conocida como geranio africano. Por lo general se usa en forma de tintura y también es útil para combatir una amplia gama de infecciones microbianas.  

Un estudio del Instituto Ruso de Neumología informó que aproximadamente el 70 por ciento de los adultos participantes con bronquitis experimentaron alivio en el transcurso de cuatro días, más del doble de los que mejoraron recibiendo un placebo.  

Extracto de hoja de olivo fue mencionado por primera vez en la Biblia y la investigación reciente confirma su efectividad contra una amplia gama de infecciones microbianas. Un estudio publicado por el Departamento de Agricultura en el Journal of Food Science confirma que el extracto de hoja de olivo es efectivo para combatir los patógenos transportados en los alimentos como la salmonella y la E. coli, y denominó un agente antimicrobiano de amplio espectro. Una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York publicada en Biochemical and Biophysical Research Communications demostró que el extracto de hoja de olivo revirtió muchos de los cambios relacionados con el VIH en el sistema inmunitario.  

El periodista médico retirado, Dr. Morton Walker, autor de Nature’s Antibiotic: Olive Leaf Extract, escribió que el extracto de hoja de olivo “inhibió el crecimiento de virus, bacterias, hongos, levaduras y protozoarios en los que fue estudiado… y que es efectivo, como mínimo, contra 56 organismos causantes de enfermedad”.   

En el peor de los casos, “si los antibióticos son la única alternativa para tratar una infección bacteriana comprobada por pruebas de laboratorio, es vital remplazar la bacteria intestinal beneficiosa que el medicamento destruye”, concluye Cates. “En ocasiones un poco de yogur natural de buena calidad (sin azúcar o frutas) es suficiente. Si no, busque un probiótico de alta calidad para restablecer la colonia natural de bacterias del sistema digestivo.”


Kathleen Barnes es defensora de la salud natural, autora y editora (KathleenBarnes.com).

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags