Las glorias de crecer con gratitud




La gratitud les regala a los adolescentes una mejor salud mental, según informan los investigadores de la Universidad del Estado de California. Los adolescentes agradecidos tienen mayor aptitud para ser felices y menos probabilidad de uso y abuso de sustancias y alcohol o tener problemas de conducta en la escuela, que sus pares menos agradecidos.

Los investigadores pidieron a 700 estudiantes entre las edades de 10 a 14 años que, inicialmente, completaran unos cuestionarios y luego, cuatro años más tarde. Los adolescentes que informaron que practicaban más gratitud, al final del estudio disfrutaron un 15 por ciento de mayor sentido de significado de la vida, estuvieron 15 por ciento más satisfechos con su vida en total (en el hogar, la escuela y con sus vecinos, amigos y con ellos mismos) y crecieron 17 por ciento más felices y con esperanzas sobre su vida, además, experimentaron una baja en emociones negativas y síntomas de depresión en un 13 y 15 por ciento, respectivamente.

“Estos hallazgos sugieren que la gratitud puede estar fuertemente vinculada a destrezas de vida como: cooperación, propósito, creatividad y persistencia”, lo que la hace “un recurso vital para que padres, maestros y otros que trabajan con jóvenes los ayuden a formarse según van creciendo”, dice el autor principal Giacomo Bono, Ph.D., profesor de psicología en la Universidad de California-Dominguez Hills. “Más gratitud podría ser precisamente lo que nuestra sociedad necesita para levantar una generación que está lista para hacer una diferencia en el mundo.”


Fuente: 120ma Convención Anual de la American Psychological Association

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags