Los crucíferos combaten el cáncer




Según un nuevo informe publicado en la revista Journal of Medicinal Chemistry, de la American Chemical Society, los científicos han descubierto cómo el brócoli, la coliflor, el berro y otros vegetales crucíferos ayudan a detener el crecimiento del cáncer. Los vegetales contienen sustancias llamadas isotiocianatos (ITC) que parecen están dirigidas a bloquear el gen p53 defectuoso asociado con el cáncer. Los genes p53 saludables actúan como supresores de tumores y previenen que comience en las células un crecimiento anormal, una característica del cáncer. Los genes mutantes—que ocurren en la mitad de todos los cánceres en humanos—no ofrecen esa protección. Los ITC aparentan trabajar en la remoción de los genes p53 defectuosos a la vez que preservan los normales que son protectores. Los investigadores piensan que las sustancias sirven de apoyo a los viejos consejos de las madres: “Come tus vegetales”.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags