Diga no al bronceado artificial




A pesar de las repetidas advertencias por parte de los dermatólogos sobre los peligros de los bronceados en cabina, los resultados de una nueva encuesta de la Academia Americana de Dermatología confirman que un gran por ciento de las adolescentes y mujeres jóvenes caucásicas admitieron haber utilizado en el pasado año camas de bronceado o broncearse de forma intencional en exteriores.

Un treinta y dos por ciento de las entrevistadas usaron las camas de bronceado en el pasado año—una cuarta parte de ellas al menos semanalmente, en promedio. Una abrumadora mayoría (81 por ciento) de todas las entrevistadas informaron que habían tomado sol al aire libre, ya fuera frecuente u ocasionalmente en el pasado año.

“Nuestra encuesta subraya la importancia de educar a las mujeres jóvenes sobre el verdadero riesgo del bronceado, ya que el melanoma—la forma más mortal de cáncer de piel—está en aumento en las mujeres entre las edades de 15 a 29 años, más que en los hombres del mismo grupo de edad”, dice Ronald L. Moy, M.D., FAAD, presidente de la academia. “La mayoría de las mujeres jóvenes con melanoma lo están desarrollando en el torso, lo que puede ser el resultado de comportamientos de alto riesgo relacionado con el bronceado, como las cabinas de bronceado. En mi práctica he tenido pacientes, mujeres jóvenes con historial de haber usado camas de bronceado, que han muerto de melanoma”.


Fuente: Asociación Americana de Dermatología, 2011

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags