Gusanos trabajadores

Pueden degradar de forma segura el desperdicio plástico




Los gusanos de la harina pueden biodegradar de forma segura y efectiva ciertos tipos de desperdicios plásticos, de acuerdo con una nueva investigación vanguardista de la Universidad de Stanford y la Universidad de Beihang en China. En dos estudios complementarios publicados recientemente, los investigadores revelaron que los microorganismos que viven en el intestino de los gusanos de la harina descomponen con efectividad el poliestireno (styrofoam) y el plástico en fragmentos biodegradados que parecen pequeños excrementos de conejo.

Es muy claro que el desperdicio plástico tarda mucho en biodegradarse; se estima que una sola botella plática de agua se demora 450 años en descomponerse en un vertedero. Debido al pobre manejo de los desperdicios, el desperdicio plástico termina con frecuencia en el ambiente, y la investigación muestra que 90 porciento de todas las aves marinas y hasta el 25 porciento del pescado que se vende en los mercados tiene desperdicios plásticos en sus estómagos.

Los gusanos que se comieron el plástico con regularidad parecieron estar tan saludables como sus compañeros que no comen plástico, y los investigadores creen que el desperdicio que producen podría reutilizarse de forma segura en la agricultura. Se necesita investigación adicional antes que los gusanos puedan utilizarse de forma generalizada. Es posible que los gusanos puedan también biodegradar el polipropileno, que se utiliza en los textiles, los bioplásticos y las microesferas.


Fuente: Discovery.com

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags