Las toxinas locales aumentan el riesgo de autismo




Un estudio amplio de la Universidad de Chicago, que confirma hallazgos previos, ha encontrado que el autismo está vinculado a la exposición del medio ambiente tóxico. La investigación examinó datos de casi un tercio de la población estadounidense que mostró que tanto el trastorno del espectro autista y las discapacidades intelectuales crecieron a medida que aumentaba la exposición en las pruebas, región por región.

La investigación midió grupos de incidencia de autismo junto con las tasas de exposición en diferentes condados y estados a través de los Estados Unidos. Las áreas con mayor exposición ambiental a toxinas tuvieron un aumento significativo en las tasas de autismo. La correlación entre la exposición a toxinas ambientales fue significativa entre niños y niñas, pero la correlación fue mayor entre las niñas. La proximidad a las áreas urbanas también aumentó la incidencia de autismo. Para cada por ciento de aumento en urbanización, hubo alrededor de un aumento de un tres por ciento en autismo y discapacidades intelectuales. Las toxinas influyentes incluyen: pesticidas, plastificantes, plomo y los productos farmacéuticos.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags