La Tierra en peligro

Los niños enfrentan el cambio climático



Este mes, HBO, en colaboración con el Museo Americano de Historia Natural de la Ciudad de Nueva York, presentará el nuevo documental Saving My Tomorrow. Los científicos que representan el museo hablarán sobre cómo el cambio climático afecta la vida en el planeta Tierra, pero la mayoría de las voces son las de los niños. Sus palabras son un pedido de acción universal para prevenir heredar lo que consideran es un planeta moribundo en necesidad urgente de sanación.   

En la atmósfera

“Necesitamos saber la verdad, porque los adultos obviamente no están haciendo lo suficiente para detenerlo.”
~ Zoe, 12 años

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y la NASA anunciaron recientemente que el pasado año fue el más caluroso en los últimos 135 en los que se llevan registro, con temperaturas oceánicas cada vez más altas, lo que incrementa el índice global de calor.  

Nueve de los 10 años más calurosos ocurrieron a partir del año 2000. La probabilidad de que esto suceda al azar es aproximadamente de 650 millones en uno, en especial, sin la influencia de El Niño, según el estadístico John Grego, de la Universidad de Carolina del Sur.   

“La Tierra está más caliente de lo que ha estado en los últimos 100 años”, indica la científica climática Jennifer Francis, Ph.D., de la Universidad Rutgers, en Nueva Jersey. “La más mínima duda de que la actividad humana es la culpable es cosa del pasado.”

En el mar

“Hacemos más daño al planeta de lo que pensamos.”
~ Peri, 9 años

En los mismos 100 años, los niveles del mar han aumentado siete pulgadas, debido mayormente a la expansión a medida que el agua se calienta. “Tenemos más de dos millones de peces conservados en nuestra colección. Los estudiamos para ver el efecto del cambio climático”, indica Melanie Stiassnny, Ph.D., curadora de ictiología en el museo. “El pez mummichog mide menos de una pulgada. Se alimenta del fondo marino y ahí es donde está la contaminación de mercurio. Cuando el agua está caliente, el pez tiende a comer más y el mercurio se va almacenando en sus cuerpos.” Los contaminantes se mueven hacia arriba en la cadena alimentaria, lo que lleva los efectos de la contaminación directamente a nuestra mesa.
Un estudio de 2006 realizado por Nicola Beaumont, Ph.D., con el Plymouth Marine Laboratory del Reino Unido, descubrió que el 29 por ciento de los peces y los mariscos comestibles han disminuido en 90 por ciento en los últimos 100 años. El equipo internacional de ecologistas y economistas dirigidos por Boris Worm, Ph.D., de la Universidad Dalhousie, en Halifax, Nueva Escocia, predice la extinción total de los peces de agua salada para el 2048 debido a la pesca excesiva, la contaminación, la pérdida de hábitat y el cambio climático. El aumento en la acidez del agua debido a la absorción de dióxido de carbono y otras emisiones producto de la quema de combustibles fósiles afecta a todas las criaturas, tanto a las grandes como a las chiquitas, como por ejemplo, el caparazón de la diminuta mariposa del mar, un enlace vital en la cadena alimentaria del océano.   

“Tenemos un solo hogar. Si no lo cuidamos, ¿a dónde vamos a ir después?”
~ Hippocrates, 8 años

Los estadounidenses consumen actualmente 4.5 mil millones de libras de mariscos al año.

En la tierra

“Cada especie fue puesta aquí por una razón. Nosotros somos sus cuidadores.”
~ un joven en un mitin sobre el clima

Los científicos están mirando hacia el pasado a fin de poder mirar hacia el futuro. Henry David Thoreau se enamoró de la zona virgen alrededor de Concord, Massachusetts, hace 160 años. A través de sus famosos cuadernos, los científicos saben cuándo las flores como la zapatilla de dama rosa (Cypripedium acaule), el pájaro pie violeta (Viola pedata) o el senecio oro (Packera aurea) florecían. Hoy día, con temperaturas seis grados Fahrenheit más altas que en el tiempo de Thoreau, estas especies florecen dos semanas antes. El lirio canadiense (Lilium canadense), que antes abundaba, ahora es raro ya que no ha logrado adaptarse a la nueva realidad.

Paul Sweet, administrador de las colecciones del departamento de ornitología del museo, estudia las “pieles” (pájaros embalsamados). Según indica: “La piel nos muestra cómo los pájaros vivían años atrás”. Solo en los últimos 100 años, las especies de pájaros extintos van desde el pájaro carpintero pico de marfil (Campephilus principalis) hasta la paloma pasajera (Ectopistes migratorius), que antes se encontraba en abundancia, y el periquito de Carolina (Conuropsis carolinensis).

En Colorado, se ha perdido el 70 por ciento de los pinos ‘lodgepole’ y lo mismo sucede con los pinos de otros estados. El escarabajo del pino de montaña se alimenta de los pinos. Históricamente, el invierno mataba tanto a los escarabajos como a los árboles débiles, que se caían al suelo para alimentar y renovar los bosques. Debido a las temperaturas más calurosas, los escarabajos viven más y migran a alturas más elevadas para matar más árboles. Los fuegos forestales siguen la línea de madera seca.  

“No tengo el tiempo suficiente para crecer y convertirme en una activista.”
~ Ta’Kaiya, 12 años
 
“Hay que involucrar a los padres.”
~ Teakahla, 11 años

Los niños están más informados hoy día que nunca antes. Las escuelas ofrecen clases de ecología, el medio ambiente, el calentamiento global y el cambio climático. Los desastres se saben al instante, a través de los medios digitales. Los niños saben que necesitan que los adultos trabajen con ellos para mantener la Tierra habitable.

HBO presentará las cuatro partes de Saving My Tomorrow comenzando el 22 de abril. Coteje su programación local para horas y fechas y mírelos en familia. Vea los cortos en Tinyurl.com/SavingMyTomorrow.

Conéctese con la escritora independiente Avery Mack en AveryMack@mindspring.com.

Buenos cambios para hacer hoy

Reutilice más, compre menos, menos basura es equivalente a menos contaminación.  

Use una bicicleta o camine en lugar de conducir un automóvil. No use el automóvil, por lo menos, una vez a la semana. El uso de menos combustibles fósiles se traduce en menos perforaciones, menos fracturación hidráulica y menos derrames de petróleo.  

Sustituya un programa extracurricular por una actividad para sanar el planeta. Reemplace la grama con plantas nativas, necesitan menos agua y no hay que podarlas. Envíe correos electrónicos a los manufactureros para que usen menos empaques y plástico, a los fabricantes de automóviles para que produzcan carros más eficientes en el uso de combustible, a los supermercados para que compren más productos producidos localmente y para que eliminen las bolsas plásticas y a las agencias gubernamentales para que mejoren las medidas de control ambiental.

Al consumir carnes, asegúrese de que los animales fueron criados humana y localmente, no en granjas industriales.  

Con respecto al pescado, los de piscifactoría son preferibles, siempre y cuando los agricultores estén supervisados por las agencias de vigilancia para garantizar que están libres de enfermedades y metales pesados; el pescado “limpio” es una rareza entre los proveedores internacionales. Conozca más en Tinyurl.com/SustainableFishFarming.

Apoye la vida silvestre. Ayude a las tortugas cuando salen del cascarón a llegar al mar. Los depredadores y el hombre son las amenazas más grandes, solo una de cada 1,000 tortugas recién nacidas llegan a la adultez. Siembre algodoncillo para alimentar a las mariposas monarcas. Use repelentes naturales de insectos como la albahaca o la caléndula en lugar de atomizadores a base de químicos.  

Déjese escuchar una y otra vez. Busque c2es.org/science-impacts/basics/kids para ideas de actividades y recursos.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags