Los tomates previenen e incluso tratan las enfermedades del hígado




Los tomates son ampliamente conocidos por su extraordinario contenido de antioxidantes, propiedades antiinflamatorias y combatir el cáncer, además de los beneficios para la salud del corazón. Ahora, una investigación del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y su Centro de Investigación en Nutrición, en la Universidad de Tufts en Boston, Massachusetts, ha encontrado que consumir tomates—en particular su contenido de licopeno—puede también prevenir e incluso tratar tanto la enfermedad hepática como el cáncer del hígado.

Los investigadores estudiaron detalladamente 241 estudios y trabajos científicos para conectar los puntos. Ellos informaron que el licopeno regula la proteína sirtuina 1 (SIRT 1), lo que significa aumento en el número de receptores en las superficies de las células, por consiguiente, se crea un aumento en la respuesta celular de la misma. La activación de SIRT 1 es reconocida por proteger contra la obesidad inducida por la inflamación y la degeneración del hígado, explican los autores del estudio. Se encontró que el licopeno protege contra la enfermedad de hígado graso, fibrosis hepática y formación de cáncer en el hígado y pulmones.

Múltiples estudios también han demostrado que los tomates cocidos y la salsa de tomate ofrecen un aumento en biodisponibilidad del licopeno saludable.

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags