Aves y mariposas en su patio

Los hábitats nativos atraen a todo tipo de criaturas que maravillan a los niños



Crear un hábitat para la vida silvestre provee valiosos momentos de enseñanza. Con planificación y cuidado, las aves, murciélagos, mariposas y conejos pueden ver su patio como un refugio y una fuente de alimento, agua y protección, lo que a la vez provee fascinación sin fin.  

Josh Stasik, padre de tres niños y dueño de Sweet-Seed.com, en Syracuse, Nueva York, puede dar fe de primera mano sobre cómo el alimentar esas maravillas con alas puede ser una forma económica de comenzar una nueva actividad familiar. “Mi mamá me enseñó sobre las flores y los comederos de pájaros. Espero que mis hijos algún día pasen esa información a sus hijos”, indica.  

Las plantas y árboles que siembre determinarán qué criaturas visitarán su patio. “Las plantas autóctonas atraen insectos que pueden ser consumidos por las aves y los murciélagos nativos de la localidad”, explica Stasik, e indica que el personal de servicios de extensión agrícola y centros de jardinería puede brindar consejos útiles.  

 fotos de aves cortesía de Susan Gottlieb, de Venice, CaliforniaA base de su propia investigación, Stasik sabe que: “Las diferentes especies de aves tienen gustos específicos en cuanto a los alimentos. A los azulejos (bluebirds) les encantan los gusanos de la harina. A los colibrís, el néctar de las flores. Y a los orioles, las frutas cítricas. Las mariposas son eclécticas y se alimentan tanto de flores como de frutas cítricas.  

Los colibrís son especialmente atractivos para los niños y los adultos porque siempre están en movimiento. Hummingbirds.net/map.html sigue la migración de estas aves. 

El experto en vídeos, Tom Hoebbel, propietario de TH Photography, a las afueras de Ithaca, Nueva York, construye casas para pájaros y nidales con sus hijos. También participan en el recuento anual de aves durante la temporada de invierno para el Audubon Society (Birds.Audubon.org/Christmas-bird-count). El Great Backyard Bird Count, un proyecto en conjunto entre la organización sin fines de lucro Audubon y el Laboratorio de Ornitología de Cornell, continúa en febrero (gbbc.BirdCount.org).

“En nuestro jardín tenemos cinco nidales fabricados con madera reciclada. Una o dos veces a la semana, verificamos quiénes están viviendo ahí y cuántos huevos hay”, indica Hoebbel. “Hasta le fecha, hemos visto azulejos, carboneros (chickadees) y reyezuelos (house wrens).”  

Hoebbel se lamenta de la acelerada disminución de murciélagos en el noreste del país debido a que los plaguicidas matan los insectos, el menú principal de las aves y los murciélagos. “En el invierno, los murciélagos viven en cuevas, así que ponemos cajas de 1 x 1 en el patio para que las conviertan en su hogar durante el verano.” Las tardes cálidas en el patio son mejores cuando los murciélagos exterminan la población de mosquitos, un solo murciélago puede comerse hasta 1,000 mosquitos en una hora.  

La población de mariposas monarca es otra especie favorita que está desapareciendo, con una migración anual espectacular a punto de desaparecer debido a la deforestación ilegal, los cambios climáticos, la expansión de los acres de cosecha y la imposición de plantas genéticamente modificadas para reducir el crecimiento de las especies nativas. “Usted puede ayudar sembrando algodoncillo (milkweed) perenne en su jardín”, recomienda Brande Plotnick, fundadora de Tomato Envy, en Jenkintown, Pensilvania. El algodoncillo es el alimento perfecto porque hace que las orugas y las mariposas sean tóxicas para las aves y otros depredadores.  Además, considere sembrar garden phlox, equinácea y lantana. Las mariposas monarca migrantes viven aproximadamente nueve meses y recorren hasta 30 millas por hora.

Plotnick también sugiere sembrar un jardín de hierbas que incluya perejil. “Las mariposas ponen sus huevos en el perejil y cuando salen las orugas, el perejil les sirve de alimento. Con el tiempo crean una crisálida”, explica. “Lo que significa que podrá ver todo el ciclo de vida de las mariposas.”

Los conejos añaden otra dimensión a la vida silvestre de nuestro patio. Así como las aves y las mariposas necesitan árboles, arbustos y plantas para sustento y refugio, los conejos necesitan escondites en tierra. El Departamento de Caza y Pesca de Virginia aconseja que debe empezar formando una base con ramas, troncos o piedras grandes para elevar el suelo y crear túneles y rutas de escape. Cubra con ramas más pequeñas y quizás un árbol de Navidad reciclado o plantas muertas. Fomente la densidad y permanencia estructural con enredaderas. Esta montaña de maleza debe tener la forma de un iglú y seis a ocho pies de alto y ancho. Visite Tinyurl.com/BunnyShelters.

Es posible que las ordenanzas de la ciudad y los reglamentos de las subdivisiones prohíban el construir dichas estructuras. Descubra cómo obtener una certificación de hábitat de vida silvestre a través del National Wildlife Federation en Tinyurl.com/CertifiedWildlifeHabitat.

Los conejos pueden tener hasta siete bebés por camada, dependiendo de la especie. Asegúrese de que tengan suficiente espacio. Antes de atraer conejos hacia su patio, tome en cuenta la presencia de depredadores locales como halcones, búhos, coyotes, perros y gatos sin hogar. La montaña de maleza también puede atraer otros animales como zorrillos, mapaches y reptiles.

Un hábitat de vida silvestre es una experiencia de aprendizaje divertida y continua. Requiere destrezas matemáticas para el recuento de aves, geografía para seguir los mapas migratorios y carpintería para la construcción de casas y comederos de pájaros. Se convierte en una lección sobre la ecología local y la función de las plantas y animales nativos. Cuando los niños entienden que pueden ayudar a salvar la vida silvestre, esto se convierte en una lección de esperanza.  


Avery Mack es una escritora independiente en St. Louis, MO. Conéctese en AveryMack@mindspring.com.

Edit ModuleShow Tags

Add your comment:
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags