Alerta para la acción

La ciencia resuelve el misterio del colapso de las colonias de abejas




Las abejas están desapareciendo en los países occidentales desarrollados, poniendo en peligro el 90 por ciento de las cosechas en los Estados Unidos. Actualmente, múltiples estudios científicos culpan a un grupo de toxinas agrícolas—pesticidas neonicotinoides—como uno de los contribuyentes principales para su rápida extinción. La población de abejas se ha recuperado en cuatro países europeos que ha prohibido estos productos. Pero Bayer todavía vende este veneno mortal, incluso aunque la Agencia de Protección Ambiental ha reconocido, en un documento filtrado, que el producto “altamente tóxico” de Bayer es “un problema de gran riesgo para insectos no objetivos [abejas productoras de miel] “.

En el 2009, en Italia, la cosecha del nuevo maíz libre de neonicotinoide resultó en ningún caso de mortalidad de abejas alrededor de las cosechas de 1999. Italia, Francia, Eslovenia y Alemania, lugares donde están localizadas las principales plantas de manufactura de Bayer, han prohibido los neonicotinoides con buenos resultados.

Está de parte de los ciudadanos estadounidenses convencer al gobierno no prestar atención a la presión química poderosa, sino defender las abejas y la cadena alimentaria del país mediante una prohibición nacional ahora mismo.


Comience a crear presión. Firme la petición de emergencia en Secure.Avaaz.org/en/save_the_bees_usa/?vl.

Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags
Edit ModuleShow Tags